Presidente boliviano expresa su respaldo

El presidente de Bolivia, Evo Morales, resaltó ayer, en su cuenta de Twitter, que quienes en este momento lideran el proceso de juicio político contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff “cumplen un vergonzoso encargo del imperio”. 

Por medio de su cuenta, Morales calificó como “injusto” el golpe de Estado que se lleva a cabo contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff, bajo la figura de juicio político, y añadió que el único juez que puede sancionar la conducta de Rousseff es el pueblo.

“A los expresidentes de derecha se los favorece con un manto de impunidad. A los presidentes de izquierda, persecución judicial y escarmiento”, cuestionó a través de la red social.

Asimismo, el Jefe de Estado aseguró que con este proceso buscan contener la rebelión del pueblo brasileño y “expulsar a pobres, negros y mujeres del poder”. Añadió que la lucha de la mandataria Rousseff “es la misma lucha que libran nuestros pueblos en América Latina y el mundo contra el poder económico de unos pocos”.