Presidente inaugura Casa de Justicia y edificio de la Procuraduría en El Alto

Frontis del imponente edificio de justicia en El Alto, adonde se trasladarán los juzgados de esta ciudad.
FOTO: Enzo de Luca

Redacción central / Cambio
El presidente Evo Morales inauguró el moderno edificio de justicia en El Alto, con capacidad para 56 juzgados y que demandó una inversión de 60 millones de bolivianos. Pidió a los operadores judiciales reivindicar a la justicia boliviana.

Morales hizo la entrega de la moderna infraestructura en el marco del homenaje a los 468 años de fundación de La Paz, y destacó que en ese día tan especial, el Gobierno entregó obras imponentes y de gran importancia para la población. 
“Esta casa de la justicia es patrimonio del pueblo alteño y boliviano, esperamos que la cuiden, con mucho cariño y respeto, como una obra más para la justicia boliviana desde la ciudad de El Alto”, afirmó.
El flamante edificio de justicia, situado en la zona 12 de Octubre, del Distrito 1 de El Alto, fue construido sobre un área de 24.000 metros cuadrados y cuenta con espacio para 56 juzgados, además de ocho salas de audiencias, auditorio, carceletas, depósitos, oficinas administrativas y parqueos. 
Morales catalogó esta obra como la más grande del país, incluso más que la existente en Sucre, sede del Órgano Judicial. 
Por ello, pidió a las autoridades judiciales plantear proyectos arquitectónicos para ampliar y mejorar los servicios de justicia en la capital del Estado. 
Reflexión sobre la justicia
En la oportunidad, el Jefe de Estado hizo un análisis sobre la situación de la justicia boliviana, y lamentó que esté en crisis por el accionar delictivo de algunos abogados, jueces y fiscales. 
Por ello, exhortó a los operadores judiciales a retomar consciencia de la importancia de su labor en beneficio de la población boliviana, pues de ellos depende que el país tenga una justicia transparente y oportuna.
“Hermanas y hermanos, con las disculpas de todas las autoridades, lamentablemente por culpa de algunos profesionales de la justicia que prestan mal los servicios queda mal la justicia boliviana”, manifestó.
Por ello, urgió a autoridades y administradores de justicia trabajar para erradicar la estigmatización de la justicia en el país, y recordó la importancia de un trabajo coordinado con las instancias del Estado para acabar con la corrupción y la retardación de justicia. 
Añadió que en la época neoliberal la justicia estaba subordinada a las órdenes de la Embajada de Estados Unidos, y lamentó que aún existan personas, especialmente políticos de derecha, que argumenten que esos tiempos eran mejores, asegurando que la actual justicia está bajo órdenes del Gobierno.