Seis países interesados en el bioceánico

Seis países sudamericanos: Bolivia, Perú, Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina se beneficiarán con el ferrocarril bioceánico central y están interesados en su construcción.
Se espera la conclusión de los estudios de viabilidad del corredor de integración correspondiente al territorio peruano, que permitirán determinar la factibilidad técnica y económica del proyecto.
Es un corredor que va de Puerto Santos, Brasil, hacia el puerto de Ilo, Perú, por lo que también representa para Bolivia una gran oportunidad para que sea aprovechado por los bolivianos con el objetivo de mejorar la exportación e importación de productos.
El presidente Evo Morales dijo ayer que el corredor bioceánico será “el Canal de Panamá del siglo XXI, el camino del inca, el Qapaq Ñan de nuestros antepasados, porque permitirá unir continentes”.
El Jefe de Estado dijo que sueña con un megapuerto en Ilo que permita el paso de miles de millones de toneladas de mercaderías, como por ejemplo la soya hacia China.
Asimismo, anunció que en las  próximas semanas se realizarán reuniones con el Gobierno de Paraguay y después con el de Argentina.
Morales también destacó el acompañamiento del secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, debido a que permitirá la integración de Sudamérica y de América con otros continentes.
Sin duda, no solamente es el sueño de los jefes de Estado de los países interesados en el corredor bioceánico central, sino de todos y todas las personas que los habitamos, principalmente de los bolivianos, que tendremos la oportunidad de realizar actividades comerciales con fluidez sin tener que depender de puertos chilenos.
Además, constituye una forma de llegar de un océano a otro con fines turísticos, recorriendo en el camino varios países hermanos con toda la oferta que presentan. Si bien la inversión es alta, el interés que concita nos hace soñar con su pronta concreción para beneficio de nuestras regiones en lo que constituye consolidar la Patria Grande de la que hablan siempre nuestros grandes líderes.