Cómo Mike Pence pudiera ser electo presidente

Lucho Granados/Telesur 

A pesar de que la mayoría de las encuestas posicionan a Hillary Clinton con ventaja frente a Trump, esta elección todavía no la tiene asegurada la candidata demócrata, las encuestas en los estados clave todavía no le dan el apoyo necesario para superar el margen de los 270 escaños.
Estados Unidos posee una extraña y arcaica forma de elegir a su presidente, por otra parte, la mayor parte de la atención se centra en las encuestas nacionales, pero la gente debería preocuparse más por los estados indecisos, los llamados estados de la pelea. Y esto se debe a que el voto no es directo, sino que se hace a través de un colegio electoral.
Además es plausible el escenario donde ninguno de los candidatos, ni Clinton ni Trump, ganan la presidencia, en su lugar sería uno de los vicepresidentes —en este caso Mike Pence o Tim Kaine — quien ocuparía temporalmente la Casa Blanca.
En otras palabras, esta elección todavía no está decidida y es totalmente posible que no haya un ganador concreto la noche el 8 de noviembre. Asimismo, esta elección tiene otras dos boletas nacionales en la contienda, si es que la candidata Jill Stein del Partido Verde o el candidato Gary Johnson del Partido Libertario tengan el apoyo suficiente, pudieran ganar en un estado, y así evitar que algún candidato del bipartidismo logre los 270 escaños necesarios. La elección también podría resultar en un empate de 269 a 269, aunque esto es improbable.
De acuerdo a la Constitución de los Estados Unidos de América, si hay un empate en los colegios electorales, entonces la decisión recaerá sobre la Cámara de los Representantes. Cada delegación estatal tendrá un voto como bloque y deberá escoger entre los 3 candidatos que obtuvieron mayor cantidad de votos en los colegios electorales. Un candidato debe obtener la mayoría de los estados para ser nombrado presidente o presidenta.
A su vez, en otra votación, el Vicepresidente es escogido por el Senado, donde cada senador deposita un voto independiente por uno de los dos candidatos que obtuvieron la mayoría de votos de los colegios electorales.
Sin embargo, si la Cámara también llega a un punto muerto y produce un voto de 25 a 25, entonces el Vicepresidente electo se convierte en Presidente, y es así como un candidato a Vicepresidente como Mike Pence pudiera convertirse en presidente de Estados Unidos.