Legión Dorada se suma a la Sociedad Folklórica de Morenos

Foto: Carlos Barrios
La fundación del bloque Legión Dorada tuvo un acto festivo impresionante.

El bloque Legión Dorada, de la Sociedad Folklórica de Morenos de La Paz Maravilla del Mundo, organizó un acto de fundación el viernes en la ciudad de La Paz.

En la misa de salud se pidió por las familias y para que siempre se lleve a la fundación en aras de la paz, la armonía y la confraternización.
Telmo Quispe, fundador de la fraternidad, dio las palabras de bienvenida a los asistentes, en representación del cuerpo de fundadores.
El juramento de rigor y posesión, que estuvo a cargo del presidente de la Sociedad, Rubén Claros, se desarrolló después del discurso de Quispe.

Luego se otorgó un reconocimiento del Ministerio de Culturas a los miembros del nuevo bloque por ser gestores de la morenada, patrimonio cultural del país, según la Constitución Política del Estado (CPE).

Posteriormente, Rubén Rocabado, fundador de la Legión Dorada, agradeció por todo el acto; inmediatamente, Miguel Hilari hizo el brindis de honor para dar paso a la recepción social y a las cuecas tradicionales en las que participaron todos los compadres y comadres, iniciadores del bloque.

La Legión Dorada fue fundada el 9 de diciembre por 12 parejas iniciadoras y nueve parejas de integrantes de base, quienes tienen la obligación de organizarse para toda actividad a la que son convocados, en esta ocasión realizaron una fiesta de fundación que reunió a todos los bloques de la Sociedad de Morenos.

“Orgánicamente, toda fraternidad tiene un consejo de fundadores, una junta de los pasantes, así como un directorio de gestión, quienes organizan y administran los bloques, que están a su vez compuestos por un número de fraternos, los cuales por afinidad o compañerismo se integran en un bloque”, explicó Claros.

Mujeres y varones (en parejas) son los que se juntan en un bloque para apoyar las gestiones de campo de la fraternidad, cada uno tiene una fecha de aniversario que se celebra con un acto de recepción social.

“Yo veo con buenos ojos esta fundación porque potencia la cantidad de fraternos que podemos alcanzar. Antes de asumir el directorio teníamos como 1.400; cuando se consolidan los bloques se demuestra la posibilidad de ser cada vez más”, declaró Rubén Claros.

La Sociedad tiene más de 20 bloques dentro de la fraternidad, y celebra una entrada folklórica interna en la fiesta de San Agustín, cada año.
Ese día, los fraternos no bailan morenada, bailan distintas danzas nacionales para mostrar la variedad de los ritmos, y se premia la originalidad y las habilidades de cada bloque, su capacidad logística y la belleza de la vestimenta de sus integrantes.

“De momento estamos realizando gestión social mediante una campaña para reunir juguetes para los niños de Umala, en La Paz. La próxima semana llevaremos lo reunido hasta esa población”, dijo.

“Por otra parte, donaremos toda la documentación de la gestión 2016 al Museo de Etnografía y Folklore (Musef) antes de concluir el año, y en 2017 retomaremos las actividades de nuestra Sociedad”, añadió Claros.