“La principal motivación de la democracia pactada fue distribuirse cuotas de poder”

Foto: Cambio
El vocal del Tribunal Supremo Electoral, José Luis Exeni

 

¿Cuáles son los temas centrales del trabajo que ha realizado?
Democracia Impactada es un estudio bastante amplio sobre las coaliciones políticas en Bolivia, en el periodo 1985-2003. El libro lo que hace es retratar de manera fundamentada y detallada el periodo que se ha conocido como democracia pactada en Bolivia, que es todo el período que va del proceso de transición a la democracia, hasta la caída de este modelo con la crisis de octubre de 2003.

Son cinco gobiernos de coalición que están analizados de manera comparada en este estudio, que básicamente tiene varios aportes.

Primero, replantear el debate sobre el presidencialismo en América Latina, de manera específica en Bolivia; segundo, exponer de manera muy amplia todo el debate respecto a las coaliciones políticas; tercero, analizar las condiciones político institucionales del pacto político en democracia, donde básicamente se ve el régimen político de gobierno, el sistema de partidos, el comportamiento electoral, o sea todo lo que tiene que ver con el marco institucional; y por último analizar el estudio de caso, la última coalición del 2002 para identificar lo que en el libro es una innovación en términos conceptuales y propositivos de análisis, es la discusión sobre las estrategias de coalición. Entonces el texto plantea modelos de coalición y estrategias de coalición, son las partes que tiene, y considero que será un libro de referencia sobre este período por la forma comparada, sistemática y completa con la que se aborda en todo el período de la democracia pactada.

¿Cuáles han sido los elementos fundamentales que nos describen en ese período?
Se hace un recorrido desde la primera coalición política que es la de 1985 (Pacto por la Democracia MNR-ADN), que es el pacto inaugural de la democracia pactada que no fue una coalición de gobierno, sino una coalición parlamentaria bajo la presidencia de Víctor Paz Estenssoro y la política de ajuste estructural impulsada por el Decreto Supremo 21060.

Lo que hace el compendio, desde esta partida de nacimiento de la democracia pactada con el Pacto por la Democracia, es retratar de manera comparada las cinco coaliciones políticas, viendo desde aspectos esenciales como las mayorías parlamentarias, una de las condiciones de la democracia pactada, una de sus raíces en lo que se llamó trauma de ingobernabilidad, que era la idea de que no se podía gobernar en Bolivia, con gobiernos minoritarios, que una condición de gobernabilidad y de estabilidad democrática era tener mayorías parlamentarias; entonces las coaliciones políticas abonaron y permitieron que todo este periodo, de casi 20 años, haya gobiernos mayoritarios de coaliciones multipartidistas. Lo cual tiene relación con el hecho de que durante todo este tiempo los partidos que se aliaban eran partidos que perdían elecciones, ninguna de las elecciones desde 1979, de la transición, hasta 2002 que es la última analizada, ningún partido, ninguna candidatura, obtuvo la mayoría absoluta de votos. Eso significaba que los más votados, primero los tres más votados, después los dos más votados, en realidad eran elegidos presidentes en el Congreso Nacional, por eso se habló de esta fórmula del presidencialismo parlamentarizado en Bolivia, donde no era la ciudadanía la que elegía en segunda vuelta, sino eran los propios partidos políticos con representación parlamentaria.

Por supuesto que estos componentes, que dan lugar a coaliciones, se los contrasta con el desempeño de las coaliciones, no solo en términos de estabilidad, sino también en términos de eficacia y de legitimidad.
Las dos motivaciones para formar una coalición son: acceder a cargos y influir en las políticas públicas; y lo que se ve en el estudio es que de manera tendencial la principal motivación fue distribuirse cuotas de poder. Por esto que fue un modelo boliviano de la democracia pactada, se convirtió al final del camino en una partidocracia, donde unos pocos actores, pocos partidos, se distribuían el poder a manera de un pasanaku. Entonces da cuenta del quiebre que hubo en la crisis de 2003.

¿Cuál es el análisis sobre las entonces autoridades electorales?
Hay diferentes momentos, uno de los más emblemáticos fue el desempeño que tuvo la que se llegó a llamar tristemente ‘banda de los cuatro’, después de las elecciones de 1989, que por maniobras y reconteo de votos un fraude en mesa hizo que dos candidatos en su momento perdieran sus curules y favorecieron al MIR, que posteriormente llegó a la presidencia. Esta crisis electoral, que fue de las peores crisis que tuvimos en el país, dio lugar a que en febrero de 1991 a julio de 1992 acuerdos sustantivos de todas las fuerzas políticas, oficialismo y oposición, para renovar esas cortes electorales, innovar la normativa electoral y hacer un quiebre, porque hasta entonces los vocales electorales eran elegidos por los partidos, se los cuoteaban los partidos. Esa Corte Electoral, por ejemplo, de la ‘banda de los cuatro’ tenía gente del MIR, MNR y ADN, y desde entonces con esa reforma se acudió a gente con experiencia, con otros méritos que no estaba vinculada con otros partidos políticos, los llamados ‘notables’. Ahí hubo un quiebre, en 1989. Después tenemos una Corte Electoral que administra todos los procesos de la democracia pactada, que es parte de todo ese engranaje que un poco contribuye y viabiliza con su trabajo la estabilidad y normalidad de todo este proceso.

¿Es un texto autocrítico?
Es autocrítico de este proceso, pese a que es un libro académico, plantea todos los debates conceptuales teóricos, en el fondo es una disección, es un examen de la democracia pactada crítica.

Al principio planteó un examen, pero de pronto se convierte en una autopsia, porque cuando lo estaba concluyendo se convirtió en una disección porque mi objeto de estudio terminó derrumbándose y huyó en un helicóptero con Sánchez de Lozada, esa es la imagen de la caída de este modelo de la democracia pactada y todo eso lo retrato en el texto de manera crítica, pero por su puesto viendo variables de la ciencia política como comportamiento electoral del sistema de partidos, la forma de gobierno, nuevas teorías de coalición.

No es un ensayo, tampoco artículo, sino es un estudio académico, pero que da cuenta de un periodo importante de nuestra vida democrática y lo proyecta comparativamente hacia el presente, quizá el insumo más valioso, aparte de retratar un período, éste nos sirve como espejo para ver lo que está ocurriendo ahora con el sistema de Gobierno, con la democracia, con el sistema de partidos, con el comportamiento electoral. Eso es importante porque tenemos dos momentos y los podemos comparar.