MAS-IPSP imbatible en las urnas busca consolidar la Agenda Patriótica

Foto: Adolfo Mendoza
Multitudinaria concentración de militantes del Movimiento Al Socialismo

 

El Movimiento Al Socialismo - Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), fundado el 23 de marzo de 1987, escribe la historia del Estado Plurinacional de Bolivia después de ganar tres elecciones generales de forma consecutiva, una elección de constituyentes y luego de consolidarse como la primera fuerza política en los comicios municipales de 2015, se prepara para encarar la Agenda Patriótica 2025, y de esa manera dejar posturas y posiciones políticas que siguieron al pensamiento en los últimos 60 años, luego de la Revolución del 2 de abril de 1952.

Durante la Guerra del Chaco se reinician los gobiernos militares que gobernarán hasta 1952. El Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) logró consolidarse en el poder luego del levantamiento de abril y dejó atrás a la denominada rosca minera, que desde inicios del siglo XX había logrado controlar los destinos del poder económico.

Lamentablemente, 42 años después, ese MNR, con algunos de sus líderes que marcharon junto a mineros, fabriles y campesinos, armados por la plaza Murillo, cambió su concepción y se convirtió en el abanderado del neoliberalismo, que en 1994 capitalizó (entregó a las transnacionales) el control de las empresas estatales que en 1952 las había nacionalizado.

Las leyes de la historia refieren que ningún fenómeno social se vuelve a repetir en su desarrollo, esa ironía coloca al pueblo boliviano nuevamente en las calles y como protagonista de acciones que van a desconocer las políticas gubernamentales que estaban en contra de los intereses de la mayoría del pueblo; es así que desde inicios del siglo XXI, primero con la Guerra del Agua (abril de 2000), inicio de la primera oleada de movilizaciones populares del siglo XXI: el bloqueo de caminos (septiembre-octubre 2000 y junio 2001), se marca una nueva agenda de demandas que los gobiernos de Hugo Banzer y Jorge Quiroga no fueron capaces de resolver, ni siquiera entender.

Estos conflictos se traducen en un primer fenómeno electoral, Evo Morales obtiene el segundo lugar en las elecciones generales de 2002, con el 20,9% de la preferencia electoral.

ELECCIONES 2005
El 6 de diciembre de 2005, las encuestas anunciaron un empate técnico entre Morales y Quiroga (Podemos), alrededor del 30% para ambos. No obstante, la noche del 18 de diciembre, los conteos rápidos anunciaron la clara victoria del MAS con el 51% de los votos, los resultados finales le otorgan a Evo Morales el 53,74%.

Morales había realizado grandes promesas, la efectiva nacionalización de los hidrocarburos y la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Ambas se concretaron en los primeros seis meses de gobierno. La oposición, que controlaba los departamentos de Beni, Pando, Santa Cruz y Tarija, denominada la “media luna”, llevó a que se realice el referendo autonómico, cuyo resultado fue de 57,6% para el NO y 42,4% al SÍ.

La Asamblea Constituyente se estableció en Sucre el 6 de agosto de 2006. Apenas instalada la plenaria, la oposición inició una campaña para hacer prevalecer el veto de la minoría y evitar que la Constituyente cumpla el trabajo encomendado. A pesar de los obstáculos, el nuevo texto constitucional fue sancionado el 10 de diciembre de 2007, en Oruro.

Las corrientes opositoras insistieron en convulsionar el país, producto de ello se dieron los acontecimientos del 11 de septiembre de 2008 en Pando, con la muerte de 13 personas. El exprefecto de Pando Leopoldo Fernández actualmente es procesado por esos hechos.

A pesar de estar derrotados, los opositores regionales hicieron su última apuesta electoral por el NO. Pese a esa campaña llena de mentiras, el 61,43% de los bolivianos le dijo SÍ al proyecto de Constitución, que dio nacimiento a la Bolivia Plurinacional.

CONSTRUCCIÓN DEL PAÍS
La nueva concepción de país permitió que a partir de ello se vieran los logros de una política económica que posibilitó ubicar en la actualidad a Bolivia en los primeros lugares del continente en crecimiento y en reducción de la pobreza.

Como resultado de ese crecimiento, el Gobierno dispuso la entrega de los bonos Juancito Pinto, Dignidad y Juana Azurduy, destinados a sectores de escasos recursos de la población.

Creó políticas para incluir a los pueblos indígenas originarios y pueblos afroamericanos, además de la equidad de género, que ubica a Bolivia entre los únicos países del mundo que cuentan con normas para garantizar una vida libre de violencia a las mujeres y menores de edad.
En cuanto a la política internacional, está la propuesta boliviana en torno a la defensa del medioambiente, que fue la base para que la Organización de las Naciones Unidas apruebe la declaratoria del Día Internacional de la Madre Tierra.

La diputada del MAS-IPSP Susana Rivero sostuvo que todo el avance no sería posible sin la dirección del presidente Evo Morales, que le dio personalidad a la forma de hacer política en Bolivia. “Por los resultados de la dignidad, por la soberanía y sobre todo por la equidad social que está promoviendo”, destacó.

El vicepresidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, indicó que el principal aporte del MAS-IPSP es que ha tenido una visión, fundamentalmente de Estado, ha intentado generar una diversificación de la economía y básicamente la visibilización de algunos sectores como los indígenas y mujeres.

“Históricamente, creo que sin dudar el gran aporte que podía haber hecho en su oportunidad el MNR, creo que contemporáneamente el MAS-IPSP se constituye en uno de los partidos esenciales fundamentales de la historia boliviana”, afirmó el asambleísta.

Para el diputado de Unidad Demócrata (UD) Víctor Gutiérrez a partir de la democracia reconquistada el MAS-IPSP “es la fuerza más grande”, supera inclusive a la naciente UDP, del 10 de octubre de 1982.

“Queda muy claro que en los últimos 30 años de la democracia reconquistada, el MAS-IPSP es la fuerza más representativa, política y socialmente hablando del país”, afirmó.

En criterio del embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Diego Pary, ésta es la “mejor época “porque no sólo se refleja en el contexto nacional, sino internacional, porque la postura de Bolivia es propositiva, activa, dinámica, que hizo que el país sea un engranaje importante de la dinámica continental en tema de propuestas”.

“El liderazgo que tiene Bolivia es producto de todo lo que se está haciendo en la actualidad, como el desarrollo social, el trabajo que se hace en temas de educación, salud, vivienda, y que son importantes en temas de democracia, porque la democracia no solo se sustenta en el voto y la participación de la gente en elecciones, sino se sustenta en el desarrollo social de esta agenda”, afirmó.