La movida del hip hop en Santa Cruz y La Paz según el Parche

Foto: Facebock
Los miembros del Parche

 

Por: Diego Ponce de León M.

 

El Parche se fundó hace aproximadamente cinco años con Óscar Olivares, Pato, Dj Chichila, Gustavo Justiniano ‘Gato’ y Yayo Prada, pero por cuestiones de trabajo y familia, varios tuvieron que tomar otro camino. Ahora siguen al frente ‘Gato’ y Yayo, sacando adelante el proyecto junto con otros DJ itinerantes a pesar de que muchas veces los acompañan otros músicos en vivo.

“Tenemos un disco y estamos por sacar el segundo próximamente a pesar de que venimos cantando los temas hace tiempo. Creo que en febrero estará listo y lo compartiremos con la comunidad de hip hop”, aseguró Yayo mediante una entrevista telefónica.

El hip hop en Santa Cruz, según Prada, apareció a mediados de los años 90 con muy poco movimiento, aunque esta movida está retornando, ahora hay lugares que inclusive dotan de los espacios necesarios para realizar presentaciones; sin embargo, en La Paz data de hace muchos más años y tiene una presencia más ceñida, hay mucha más gente.

En La Paz y El Alto hay una movida de hip hop distinta, opinó el rapero cruceño. “Creo que en el primer caso son muy separados y en El Alto existe más comunión. Hace muchos años, cuando Marraqueta Blindada, Esencia Urbana y otros existían, se notaba la unión de los artistas y estábamos en un solo evento, pero eso ya no ocurre más, yo quisiera que esto vuelva a ser como antes”.

El hip hop no es un género comercial, por lo que sacarlo adelante tiene su dificultad y requiere de un esfuerzo mayor. En Santa Cruz hay una comunidad hiphopera pequeña que con mucho gusto recibiría a artistas de este género de otros lugares.

“Es rap y el hip hop, son nuestra poesía, es pasar al texto todas nuestras vivencias, es una herramienta de desahogo, de respiración, hacemos música del momento, es lo que el corazón y la mente piden”, afirmó.

En el Parche, nosotros tratamos de meternos mucho en nuestras influencias musicales como el reggae y funk, que son bases de nuestro sonido, así como manejar coros en las melodías, y alguna vez utilizamos samplers; sin embargo, lo más importante nace desde el alma y está en nuestras líricas.

 

Nina Uma, la rapera que lleva 9 años cantando, cuenta sus inicios

Mi iniciación en el hip hop tiene que ver con el Centro Cultural Wayna Tambo, en la ciudad de El Alto. Por otra parte, Abraham Bohorquez, de Ukamau y Ke, también fue una gran influencia en ello. Me pareció interesante el proyecto porque la música hablaba de todo aquello que nos estaba pasando.

En octubre de 2007 se hizo una campaña para organizar un festival de raperos, justamente con el tema del agua. Le dije a Abraham que vaya, pero él no podía asistir, así que le comuniqué que lo haría yo, él se echó a reír, es algo que incluso a mí me pareció gracioso, pero lo hice. Me presenté y me di cuenta que la música es mágica porque te permite conectarte con la gente, se rompen barreras mentales y llegas a promover los mensajes. 

El hip hop es un instrumento de lucha. Es necesario dinamizar las propuestas y los debates para plantear nuevas ideas en la gente. Desde ese momento no he parado, ya son nueve años y en 2017 se cumplirán 10. El origen del hip hop tiene una fuerte matriz rítmica africana que permite liberarte de ciertas cosas, como una banda, es decir, puedes rapear en cualquier lugar, momento y circunstancia, es de fácil acceso. La líricas son importantes porque llevan el mensaje y la escritura de ello refleja una realidad y una identidad propia.