Alzheimer: producción irregular de óxido nítrico

Foto: Cambio
Representación de una persona con Alzheimer.

Provoca problemas de comunicación entre las neuronas y afecta la producción de energía en las células del cerebro.

Fuente: EFE

Un grupo de investigadores del Centro de Neurociencias de la Universidad de Coímbra (Portugal) desarrolló un estudio científico en animales, extrapolable a las personas, en el que asocian la demencia del Alzheimer con la producción irregular de óxido nítrico en el cerebro.

Estas moléculas químicas hacen de mensajeros entre las neuronas y una producción irregular conlleva insuficiente energía en el cerebro.
Un comunicado de la Universidad de Coímbra menciona que la investigación fue liderada por la científica lusa Ana Ledo, quien concluyó que en la enfermedad de Alzheimer la comunicación entre las neuronas presenta fallos provocados por la reducción de un mensajero químico especial —el óxido nítrico— que se mueve rápido entre las células.

De esta manera, el óxido nítrico presenta en enfermos de Alzheimer alteraciones muy diferentes de las registradas en personas que tienen un envejecimiento catalogado como normal.

Además de provocar problemas de comunicación entre las neuronas, también afecta a la capacidad de producción de energía en las células que soportan el funcionamiento normal del cerebro.

Para la científica, cuyas conclusiones fueron publicadas en la revista especializada Neurobiology of Aging, el óxido nítrico es una molécula muy simple —compuesta por dos átomos— y esencial en la formación de la memoria y del aprendizaje en el hipocampo.

La producción irregular de óxido nítrico, junto con la generación de otras moléculas químicas con las que reacciona dicho compuesto, puede inducir a las alteraciones neuronales que desencadenan el Alzheimer.

El estudio también explica que en una primera fase de esta demencia, el óxido nítrico es producido en grandes cantidades en una zona del hipocampo para compensar los fallos de comunicación entre las neuronas.

A medida que avanza la enfermedad se reduce la producción de óxido nítrico y éste reacciona dentro las células y genera moléculas tóxicas.

Ana Ledo concluye que “un mejor conocimiento de los procesos bioquímicos, moleculares y celulares subyacentes al desarrollo del alzheimer permitirá nuevas estrategias terapéuticas.