Hermanados por el deporte

La emoción que vivió ayer el país con el Dakar en su llegada a Bolivia nos permitió comprender la importancia de promover este tipo de eventos que integran no solamente naciones, sino que también unen los corazones, como destacó el presidente Morales en su cuenta de Twitter.
Además de permitir que pilotos de los cinco continentes y más de 50 países visiten Bolivia, este evento deportivo muestra hermosas regiones de nuestro país al mundo a través de los medios de comunicación.
El Dakar constituye sin duda una fiesta de unidad e integración deportiva que hermana a pueblos e integra a la Patria Grande por la ruta de la amistad y el turismo, como también destacó nuestro Jefe de Estado.
La presencia de gente a lo largo de la mayor parte de la ruta por la que pasa el Dakar en Bolivia muestra una faceta que no se ve en otros países y que hace sentir a los visitantes la hospitalidad de nuestro pueblo.
La presencia de nuestro Jefe de Estado también es un aspecto que destaca en el evento porque muestra la importancia que le da a la práctica del deporte.
Gracias a la cobertura y despliegue de canal 7 Televisión Boliviana, todos pudimos vivir la victoria de Wálter Nosiglia, quien ayer ganó la cuarta etapa del Dakar en la categoría cuadriciclos y llegó primero a Bolivia.
La participación que realizó junto con sus dos hijos fue destacada con alegría por el Presidente, quien dio las gracias a su familia por su compromiso y amor a la Patria.
El piloto chuquisaqueño, de 55 años, le ganó al argentino Domaszewski, quien logró el mejor tiempo solo hasta el primer puesto de control y posteriormente Nosiglia dominó la carrera, llenando de orgullo a todo un país.
La emoción es grande y mañana llenará los corazones de orureños y orureñas que tendrán la oportunidad de ver a los corredores y alentar a los representantes bolivianos para que puedan hacer un buen papel.