Apoteósico recibimiento

Miles y miles de personas apostadas en aproximadamente más de 25 kilómetros entre El Alto y La Paz hasta la zona Sur permitieron dar un apoteósico recibimiento a los pilotos, mecánicos y organizadores del Dakar, aspecto considerado histórico por el director Etienne Lavigne, quien dijo que fue algo inédito, por lo que agradeció la hospitalidad boliviana.

En la plaza San Francisco y en gran parte del recorrido entre El Alto y La Paz se desarrolló una verdadera fiesta que fue destacada sobre todo por medios internacionales que realizaron cobertura al evento, principalmente debido a la presencia del presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera y otras autoridades de Estado.

El Jefe de Estado dijo muy emocionado en la oportunidad que Bolivia es la nueva capital del Dakar.

Los primeros bolivianos en pisar la rampla en La Paz fueron Juan Carlos ‘Chavo’ Salvatierra, Fabricio Fuentes, Daniel Nosiglia Jager, Walter Nosiglia Jager y Danny Nogales, quienes fueron saludados por el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García después de cumplir la ruta de enlace que se desarrolló entre Oruro y la sede de gobierno.

Después arribaron los otros participantes nacionales: Marco Bulacia, Alberto Gutiérrez, Luis Barbery, Julio César Roca, Eduardo Peredo y Orlando Careaga. Todos destacaron la gran cantidad de gente que los acogió en todas las rutas que se corrieron en territorio boliviano y, en especial, el recibimiento cariñoso y caluroso del público paceño, que se apostó a lo largo del recorrido de los competidores.

La tecnología permitió que algunos pilotos compartan videos en las redes sociales sobre el sentimiento que los embargó en su recorrido por la sede de gobierno. Los extranjeros destacaron el patriotismo de los espectadores bolivianos que portaron la tricolor con orgullo y concluyeron en señalar que la competición adquiere un carácter muy especial en su paso por nuestro país gracias al cariño y hospitalidad de nuestra gente.