Bolivia apunta a cuatro países para vender electricidad

Foto: Archivo Cambio
Línea de transmisión en el departamento de Tarija.

Fernando Carrafa Arancibia

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) apunta consolidar cuatro mercados para la exportación de energía y convertir a Bolivia en el corazón energético de Sudamérica.

El presidente de ENDE, Eduardo Paz, explicó que las negociaciones están por llegar a acuerdos, memorándums de entendimiento y la posterior firma de contrato para que Bolivia exporte electricidad a Brasil, Perú, Argentina y Paraguay.

“Ese es nuestro plan, primero queremos concretar esos mercados que tienen gran demanda de electricidad y por nuestra ubicación geográfica podemos cubrir esas necesidades”, informó Paz durante un balance anual del sector energético en la ciudad de Cochabamba.

Detalló que una vez que se firmen los convenios energéticos, con los países mencionados, se iniciará con la construcción de líneas de interconexión de acuerdo con los estudios técnicos previamente establecidos.

En ese marco, el Presidente de ENDE detalló que para Argentina existe la posibilidad de exportar 1.000 megavatios (MW), en la primera etapa con plantas termoeléctricas, mientras que la segunda fase incluye plantas hidroeléctricas para adicionar 2.500 MW.
Para  Brasil se negocia —en el largo plazo— la exportación de 8.000 MW con plantas hidroeléctricas; y a Paraguay se ofreció un máximo de 100 MW.

En el caso de Perú se está en la fase de negociación para definir las líneas de interconexión y los volúmenes de electricidad, sostuvo Paz.

Gran demanda en Brasil
Antes de la puesta en marcha de los proyectos hidroeléctricos, que generarán excedentes de energía, Brasil se adelantó y ofrece comprar toda la electricidad que Bolivia produzca en 2020, informó el ministro de Hidrocarburos y Energía, Luis Alberto Sánchez.

Los Gobiernos de Bolivia y Brasil, a través de sus entidades estatales, como la Empresa Nacional de Electricidad y su similar brasileña Eletrobras, firmaron dos convenios para sentar las bases de integración energética entre ambas  naciones.

“Brasil nos dice que toda la energía excedente que tengamos está disponible a comprarnos. Con un crecimiento de 3% que estiman que van a tener en 2018, ellos demandarían anualmente entre 5.000 megavatios que tienen que adicionar cada año”, informó la autoridad de Hidrocarburos.

Hacia 2020, el Gobierno proyecta generar un excedente de 2.500 MW, con el aporte de las plantas hidroeléctricas, mientras que en 2025 se estima contar con un remanente de 10.000 MW.

El ministro Luis Sánchez manifestó que la finalidad es generar una renta económica similar a la que aporta en la actualidad la exportación de los hidrocarburos, para lo cual se prevé fuertes inversiones.

----

Bases para líneas de conexión

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) espera que se firmen los convenios energéticos para iniciar la construcción de las líneas de interconexión eléctrica con los países vecinos.

En los acuerdos  que se consoliden se definirán las rutas por donde se construirán las líneas de interconexión y los montos de inversión.