Aumenta el consumo de la hoja de coca

El acullico o masticado de la sagrada hoja de coca es toda una tradición en Bolivia, sobre todo entre la gente que tiene que trabajar y/o estudiar hasta altas horas de la noche, por lo que se calcula que esta práctica tradicional se incrementó de 5 a 8 personas en Bolivia, informó el viceministro de la Coca y Desarrollo Integral, Ernesto Cordero, en conmemoración del Día Nacional del Acullico, que se celebra el 11 de enero de cada año.
Además del masticado tradicional se observa que se eleva el consumo de productos derivados, como jarabes, pastillas, mates, harina, cremas, champú, pasta dental, entre otros.
Debe considerarse que la actual Constitución Política del Estado establece que la hoja es patrimonio cultural del pueblo boliviano desde el punto de vista tradicional y ancestral.
El 11 de enero de 2013 se efectuó la adhesión a la convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, emanada por el Protocolo de 1972, con la siguiente reserva: el Estado Plurinacional de Bolivia se reserva el derecho de permitir en su territorio la masticación tradicional de la hoja de coca; el consumo y uso de la hoja de coca en su estado natural; para fines culturales y medicinales.
No solamente bolivianos y bolivianas, sino también habitantes de otras latitudes del planeta, poco a poco conocen y practican el consumo de la sagrada coca y sus derivados gracias a la difusión que realizó los últimos años el actual gobierno. Ahora priman sus propiedades benéficas y ya no es asociada directamente con la cocaína, como sucedía anteriormente.
Una de las políticas del actual Gobierno ha sido la permanente difusión de los beneficios que trae el consumo de la sagrada hoja, encabezada por el presidente Evo Morales, quien aprovecha espacios en eventos internacionales para destacar sus propiedades.