El rumor como noticia

El rumor es una información cuya veracidad está en duda o no puede corroborarse y lo habitual es que los rumores se generen y se transmitan entre la gente, aunque en ocasiones son propagados desde los medios de comunicación.
Los rumores suelen surgir para condicionar el pensamiento o la conducta de las personas con una finalidad. Pese a que, al menos en un primer momento, no se puede confirmar su veracidad, los comentarios no tardan en reproducirse ya que suelen ser impactantes o polémicos.
Un partido político opositor a un gobierno, por ejemplo, puede lanzar rumores sobre supuestos hechos con la intención de generar un clima adverso y provocar malestar en la población. De esta forma busca obtener un rédito para capitalizar en las siguientes elecciones.
Aunque los rumores solían difundirse de boca en boca, en la actualidad las redes sociales juegan un rol muy importante. Es habitual que las personas compartan o reenvíen rumores sin preocuparse por confirmar su veracidad.
El periodismo solía caracterizarse por difundir sólo información confirmada que servía a los periodistas para construir credibilidad. En los últimos tiempos, sin embargo, muchos medios de comunicación comenzaron a diseminar rumores como parte de su oferta informativa.
Este fenómeno del “rumor como noticia” es cada vez más común en los medios de comunicación.
Cabe señalar que un rumor puede ser inocente o malicioso, que incluye datos falsos acerca de la forma de ser de una persona, de su estado de salud o de su situación económica.
En estos momentos en Bolivia se vive una corrida de rumores que parecen noticias, en su mayoría creados de manera malintencionada, que sin embargo cumplen el objetivo de llamar la atención y confunden a la población, que los sigue en una especie de autoengaño, a pesar de ser conscientes que gran parte de lo que escuchan o leen no es cierto.