El ráquetbol paceño quiere volver a brillar con talento y gran nivel

Un partido de dobles en una de las canchas del complejo deportivo de Villa San Antonio. Falta mejorar el nivel técnico.
Gonzalo Jallasi

La Paz / Julio Céspedes

El ráquetbol paceño experimentó un descenso en los últimos años, algo que la nueva dirigencia trata de revertir para volver a los primeros sitiales en el país. La poca cantidad de jugadores, especialmente de élite, y la infraestructuras son las falencias que tiene.
En la sede de gobierno se cuenta con la Asociación Municipal de Ráquetbol de La Paz, con unos 30 años de actividad.
La entidad está actualmente presidida por Luis Alberto Calla, quien también es entrenador de la disciplina, que es una de las más importantes del país por el nivel de juego que tiene y los logros conseguidos en campeonatos internacionales en mayores y menores.
“Hace unos 10 años el ráquetbol paceño era el número uno de Bolivia, pero ahora bajamos al tercer o cuarto puesto”, comenta Calla.
Para el joven dirigente esta situación se debe, en primera instancia, a la falta de jugadores. “Contamos con unos 250 raquetbolistas en las diferentes categorías, pero es un bajo número comparado con otras asociaciones. Además que en la categoría Open tenemos muy pocos jugadores, entre los que destacan Kadim Carrasco, en varones, y Gabriela del Granado, en damas”, señala.
“Al no haber tantos exponentes no hay el roce necesario para tener mayor competitividad interna”, complementa.
La Asociación Municipal de Ráquetbol de La Paz lleva adelante unos 12 torneos al año en las diferentes categorías.
Se juega en Open (abierto), A, B, C y D, en categoría mayores. En infanto-juvenil se cuenta con las categorías de 8, 12, 14, 16 y 18 años; mientras que en senior y máster se tienen las de 35, 40, 45, 50 y 55 años.
Para participar en los torneos se lo puede hacer a través de clubes o de forma personal.
“Antes se tenía una mayor actividad con los clubes, pero en los últimos años pocos son los clubes que cuentan con representación, por lo que muchos jugadores desarrollan su carrera de manera individual”, manifiesta Calla.
Entre los equipos destacados se encuentran el Club de Tenis La Paz, el Club Hípico Los Sargentos, Illimani, Palm Oasis, Achumani y Copacabana. 
 
INFRAESTRUCTURA
Los torneos se realizan en el Complejo Municipal de Ráquetbol de Villa San Antonio, que es administrado por la Alcaldía.
“Es un Complejo con seis canchas, si bien es un número bajo, las canchas están en buenas condiciones”, señala Calla.
El dirigente indicó que “en Cochabamba, Santa Cruz, Sucre y Tarija hay complejos que tienen entre ocho y 14 canchas,  por lo que en ese sentido La Paz se encuentra relegada.
Para los torneos y los entrenamientos la Asociación y los propios raquetbolistas deben pagar alquiler por hora para utilizar las canchas. Hasta el año pasado el monto era de 10 bolivianos, en 2017 subió a 15 bolivianos por las mañanas y tardes, y 25 por las noches.

FALTA DE APOYO
Respecto de la situación del ráquetbol paceño, la jugadora Gabriela del Granado comentó: “El ráquet paceño está descuidado, si bien hay dirigentes que trabajan con ganas, son pocos y no es suficiente. Además nos falta apoyo económicos para asistir a torneos nacionales, viajamos como podemos y con nuestros recursos. Estamos desamparados”.

--

Se gestiona un complejo de ráquetbol

El proyecto que tiene la Asociación Municipal de Ráquetbol de La Paz es contar con un Complejo que tenga ocho o más canchas.
“Hace unos cuatro años, la Gobernación del departamento de La Paz ofreció a la Asociación terrenos para un complejo, tenemos que presentar un plan para que ello se plasme en realidad”, señala Luis Alberto Calla.
Para competencias internacionales un escenario deportivo debe tener como mínimo ocho canchas.
Sobre los entrenadores, la Asociación paceña cuenta con Manuel Flores, Yesid Bazoberry, Esteban Reque y el propio Calla, los dos últimos pasaron el año pasado un curso de nivel 1 de la Federación Boliviana de Ráquetbol, que dictó Gonzalo Amaya.
Está en planes participar esta semana en un curso que dictará Rogelio Medina, ex raquetbolista y actual entrenador de las selecciones infanto-juveniles de Chile. El curso está destinado para el nivel básico y tiene certificación internacional.
Para formar raquetbolistas hay la Escuela Municipal de Ráquetbol, que dota material deportivo. Se tiene a jugadores entre seis y 18 años. El entrenador es Calla.