Subfacturación de autos evade casi $us 100 MM de impuestos

Vehículos que se encuentran parqueados en la zona franca chilena de Iquique.
Foto: Archivo

 

(Willy Chipana Mamani / Cambio).- La Cámara Automotor Boliviana (CAB) denunció que por año el Estado pierde entre $us 80 millones y $us 100 millones por la subfacturación de vehículos importados. El Gobierno anunció la aplicación de acciones inmediatas. 

El gerente general de la CAB, Luis Encinas, explicó que los carros son transportados desde Dubái, Omán y Estados Unidos (EEUU) hasta el puerto chileno de Iquique, donde son vendidos a personas que no conocen este negocio o acceden a figurar como compradores a cambio de una remuneración mínima.

El modus operandi 
Los carros son revendidos por un valor menor, las empresas que se encargan de facturar estas transacciones funcionan por uno o dos meses y luego desaparecen. Con esta factura, los vehículos ingresan al país pagando menos impuestos.

“Hemos hecho un cálculo con los medios que tenemos y estimamos que el Estado está dejando de percibir entre 80 y 100 millones de dólares por año” en impuestos, estimó.

La subfacturación es la declaración de las mercaderías importadas, para efectos aduaneros, por un valor inferior al que realmente tienen.

El viceministro de Transporte, Galo Bonifaz, dijo que se reunirá con los representantes de la CAB y ejecutivos de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) para contar con un reporte sobre el caso, analizar el hecho y determinar las acciones que se tomarían.

“Lo que estamos haciendo es escuchar esa demanda (de la CAB) que afecta a los intereses del Estado, pero veremos los mecanismos de ejecución inmediata (que se aplicarán) porque no es posible que el Estado pierda recursos”, dijo.

Apuntes

  • El año anterior, al país ingresaron 55.000 vehículos, de los que 46.000 eran nuevos.
  • La subfacturación se realiza en la importación de equipo pesado que cuesta $us 400 mil y son nacionalizados por  $us 20 mil o $us 30 mil.