Evo: Vivir en democracia no es gobernar con la constitución de Pinochet

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, tiene el propósito de redactar una nueva Constitución.

 

(Redacción central / Cambio).- El presidente Evo Morales considera que en Chile no se vive una plena democracia puesto que las autoridades de Gobierno siguen aplicando sus políticas regidas por la Constitución aprobada durante la gestión del exdictador Augusto Pinochet.

“Vivir en democracia, en el siglo XXI, NO es gobernar con la Constitución de Augusto Pinochet (sic)”, aseguró el Jefe del Estado Plurinacional a través de su cuenta de red social Twitter: @evoespueblo.

La Constitución Política de la República de Chile fue aprobada el 8 de agosto de 1980, y sometida a ratificación mediante un plebiscito el 11 de septiembre de 1980, y se promulgó el 21 de octubre del mismo año por el presidente de facto Augusto Pinochet.

El 28 de abril de 2015, la presidenta Michelle Bachelet anunció el inicio de un proceso constituyente para la redacción y aprobación de una nueva Constitución Política.

Sobre el tema, el exagente chileno ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) José Miguel Insulza sugirió tener cuidado con las criticas y apuntó que “si usted cambia su Constitución para volver a reelegirse, podría gobernar más años de lo que duró la dictadura de Pinochet”.

Para el viceministro de Autonomías, Hugo Siles, la Constitución chilena refleja a un Estado de la época dictatorial porque sus instituciones fueron construidas durante esa etapa y sus gobernantes no tienen intenciones de cambiarla y avanzar como lo hicieron los demás países de la región.

“Independientemente de que en 1989 en plebiscito los chilenos decidieron transitar por la democracia, arrastraron en todo su sistema político esa Constitución redactada por Augusto Pinochet”, apuntó.

Siles indicó además que el constitucionalismo social de los últimos 40 años ha permitido ver avances en todos los países de la región con la profundización de las democracias, instituciones, derechos, y que Bolivia es un ejemplo porque redactó su Constitución a partir de la Asamblea Constituyente.

“Es el reflejo del propio proceso revolucionario y democrático, en cambio Chile ha encuadrado su sistema democrático con la Constitución de Pinochet”, dijo.