La historia de una ciudad que vive con altura

La ciudad de El Alto es una de las urbes de mayor crecimiento en el país.

 

Redacción Central /  elaltoesnoticia.com

A inicios del siglo XX, el año 1904, Bolivian Galway construyó los ferrocarriles La Paz-Guaqui y La Paz-Arica, que atravesaban y contaban con estaciones en inmediaciones de la Ceja. Se cuenta que las primeras viviendas de adobe y piedra se encontraban en inmediaciones de la línea férrea.

En 1923 se construyó una pista de aterrizaje, en 1924 el Lloyd Aéreo Boliviano estableció sus oficinas y se funda un club de golf. En 1933 Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos construye sus primeros galpones. En 1935 operan las líneas de aviación Braniff y Panagram y se realiza la primera parada militar.

Después de la Guerra del Chaco, en el período de los 40 y 50, se registra el mayor crecimiento poblacional del área urbana de la ciudad de La Paz, que duplica a la registrada el año 1928. Este incremento poblacional sube hasta las laderas y paso a paso la mancha urbana llega a la Ceja, inicio de lo que será El Alto.

Entre los años 20 y 40, El Alto era propiedad de hacendados como Julio Téllez, Jorge Rodríguez Balanza, Adrián Castillo Nava, Raúl Jordán Velasco, Francisco Loza y la familia Zalles, que tramitaban sus propiedades para urbanizarlas. 

El primero de ellos, Julio Téllez, fundó la urbanización de Villa Dolores (el nombre de su esposa) en fecha 14 de septiembre de 1942, siempre como parte del radio urbano de La Paz. Nombres como Adrián Castillo, Charapaquí, Allpaquma, Achuqalla, Yunkuyo, Qollpani, Ingenio, Alto Lima, Río Seco, etc. son algunos de los que consolidaron el espacio urbano de El Alto.

En 1952, los fabriles de La Paz se alzaron contra el régimen de la junta militar, encabezada por Hugo Ballivián, y fueron rodeados por los militares; los mineros de Milluni pasaron por la Ceja y derrotaron al Ejército, consolidando la Revolución del 52. En 1957 apoyaron la conformación del Consejo Central de Vecinos, que impulsó la creación de la cuarta sección de la provincia Murillo con su capital El Alto.

El 13 de julio de 1957, a partir de siete comandos zonales del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), se funda el Consejo Central de Vecinos, encabezado por Juan Cruz Mamani, de quienes sus demandas principales eran contar con servicios básicos, transporte y escuelas. 

El 8 de diciembre de 1966, la organización fue sustituida por la Subfederación de Juntas Vecinales, y desde 1979 la Federación de Juntas Vecinales.

Rango de ciudad 
En 1982 se crea la Alcaldía Distrital de El Alto mediante ordenanza municipal, y el 6 de marzo de 1985, El Alto se convierte en la capital de la cuarta sección de la provincia Murillo, instituyéndose la Honorable Alcaldía de El Alto y la Junta Municipal con la posesión de las primeras autoridades municipales elegidas por sufragio general, dando lugar a la división administrativa de la metrópoli al elevarse a El Alto a rango de ciudad.

Turismo
Entre sus lugares turísticos e históricos más importantes están el Faro Murillo, uno de los puntos destacados de El Alto, que remonta su historia hasta hace más de un siglo.

También están el Museo de Arte Antonio Paredes Candia, en Ciudad Satélite; la iglesia Milluni, una construcción que se constituye en una de las reliquias del Distrito Rural 13, y la feria 16 de Julio, considerada la más grande del país e incluso de Sudamérica, cuyos orígenes se remontan a 1960.