Can destaca la dinámica económica de Bolivia en el bloque regional

Un evento de la CAN presidido por el secretario general, Wálker San Miguel (centro).

El secretario general de la CAN, Wálker San Miguel, planteó profundizar las relaciones comerciales entre los países del bloque regional ante un panorama mundial adverso. Expresó que Bolivia es observada en el exterior con expectativa por los proyectos que impulsa y porque presenta una perspectiva de crecimiento económico dinámico para el presente año.

¿Cómo evalúa las relaciones entre los países de la Comunidad Andina (CAN)?
Se puede hacer un balance positivo de las relaciones entre los países de la CAN. En el ámbito comercial hay una fuerte integración y la zona andina de libre comercio es el tercer mercado en importancia para los países andinos, sobre todo para sus manufacturas, ya que el año 2015 alcanzó a más de $us 7 mil millones de comercio intracomunitario. Para alcanzar estos resultados, los países armonizaron procedimientos en materias aduanera, propiedad intelectual, requisitos fitosanitarios y zoosanitarios, y se desarrollaron actividades como el V Encuentro Empresarial Andino, que se llevó a cabo en Ecuador en 2016 con la participación de 360 empresas que generaron expectativas de negocios por más de $us 31 millones. En otros aspectos, como el tema migratorio, se avanzó en la implementación de la Tarjeta Andina de Migración Virtual, que contribuye a facilitar el tránsito migratorio de los ciudadanos andinos. Asimismo, se está concluyendo un nuevo marco para la integración de los mercados de electricidad del área andina y en los próximos días será puesto en órbita el satélite SES-10, que explotará el recurso órbita espectro de la CAN y le brindará capacidad satelital a los países miembros. Como se puede apreciar, hay un buen nivel de relacionamiento de los países andinos que se está fortaleciendo con el fin de profundizar aún más la integración comercial.  

¿Cuál es el país de la comunidad con mayor dinamismo económico?
Si solo observamos el tamaño del Producto Interno Bruto (PIB), de hecho, Colombia ocupa el primer lugar, ya que en los últimos cinco años no ha disminuido su participación en el PIB subregional. Sin embargo, si uno hace una lectura de la dinámica desde el crecimiento económico, en el mismo período, Bolivia fue el país con el mayor crecimiento económico anual con un promedio del 5,2% entre el año 2011 y 2016, seguido por Perú con 4,6%, Colombia 4,2% y Ecuador con 3,4%. Podríamos decir que los países de la Comunidad Andina han tenido un buen crecimiento económico durante ese período. A partir de la desaceleración económica en China, producto de la  caída en la demanda de  materias primas que influye en el comportamiento de los precios internacionales, los países miembros de la Comunidad Andina, específicamente a partir de 2014, sienten un bajón en su crecimiento anual, siendo el más afectado Ecuador; sin embargo, Perú, Bolivia y Colombia mantienen el dinamismo económico  positivo de la subregión andina.

¿Cuál será el comportamiento económico de los países de la CAN en 2017 en relación con la crisis internacional?
Frente a un contexto de crisis internacional se espera que los países de la Comunidad Andina retomen la senda de crecimiento. Las condiciones económicas favorables que impulsaron el crecimiento de América Latina han desaparecido, el crecimiento global se está estabilizando a nivel demasiado bajo, la desaceleración en China ha ralentizado el crecimiento de la demanda global, los mercados financieros se están volviendo más volátiles y los precios de las materias primas están por debajo de lo esperado. Asimismo, el Brexit y la emergencia de políticas proteccionistas hacen prever que el escenario internacional no mejore en el corto plazo. Sin embargo, después de dos años continuos de bajo crecimiento, la subregión andina se ha mostrado estable y el año 2016 mostrará signos de una leve recuperación con un crecimiento positivo a excepción de Ecuador. Esta situación mejorará en 2017, y de acuerdo a las proyecciones de la Cepal se prevé un ligero repunte en el crecimiento que permita alcanzar una tasa de crecimiento del 3,8% a Bolivia, 2,7% a Colombia, 0,3% a Ecuador y un 4% a Perú. De esta manera, nos encontramos en un punto de inflexión en el cual la subregión andina volverá a crecer y dos países andinos, Bolivia y Perú, estarán entre los más dinámicos de Sudamérica en 2017, esto permitirá impulsar el comercio en el seno de la subregión andina.
 

¿Cómo es considerada Bolivia en la región?
A nivel internacional se mira a Bolivia con mucha expectativa, pues se ha convertido en un país emergente, rico en recursos naturales y con un fuerte crecimiento que lo ha llevado a registrar la mayor tasa de crecimiento en Sudamérica en los últimos años. Esto, sumado a su estratégica posición geopolítica en el centro de Sudamérica y la implementación del Corredor Ferroviario Bioceánico Central, le permitirá conectar el comercio entre los océanos Pacífico y Atlántico, articulado con las hidrovías de la cuenca del Plata y Amazónica. Asimismo, la región mira con mucho interés la proyección de Bolivia, que ha trazado un plan para convertirse en el centro energético de la región impulsando importantes proyectos hidroeléctricos y termoeléctricos. 

¿Cómo observa el comportamiento de la economía boliviana?
Bolivia es un país que ha sorprendido con su prudente administración económica en los últimos años, especialmente en el manejo macroeconómico, se observa que ha alcanzado un nivel importante de acumulación de reservas internacionales, llegando a representar el 33% del PIB, recursos que en estos momentos le está permitiendo afrontar con éxito una crisis internacional, cuyo efecto sería mayor si los ajustes se hicieran a través de movimientos en el tipo de cambio. Además, Bolivia sigue teniendo una perspectiva de crecimiento positiva tal como se señaló anteriormente para 2017, la Cepal estima un 3,8% y en el sector social los indicadores muestran una reducción importante del nivel de incidencia de la pobreza del 45% en 2011 al 38% en 2015, según datos del Banco Mundial. Por lo tanto, un país como Bolivia, que tiene buenos resultados económicos y se proyecta en logros sociales, es un país con un buen desempeño.