Ecuador no permitirá intromisiones externas

Foto: La República EC
El presidente de Ecuador, Rafael Correa.

 

Fuente: Sputnick

El jefe de Estado de Ecuador, Rafael Correa, acusó a la activista venezolana Lilián Tintori de pretender interferir en la política interna de su país, luego de que días atrás le fuera negado el ingreso a suelo ecuatoriano.

“El abuso es que esta señora intente entrar como cacique, como emperatriz a meterse descaradamente en la política interna ecuatoriana, eso es ilegal”, advirtió el Mandatario en una entrevista con medios regionales desde la península de Santa Elena (oeste).

Correa señaló que su gobierno no atentó contra los derechos humanos de la esposa del opositor venezolano Leopoldo López, y que “el abuso es el descaro de esta señora, de venirse a meter en política interna ¿qué cree, que somos colonia?”.

Tintori llegó al país para participar en una agenda política con el candidato presidencial de la oposición, Guillermo Lasso, y las autoridades migratorias le negaron el ingreso por no contar con una visa especial para realizar proselitismo.

Correa recordó que Ecuador tampoco se inmiscuye en asuntos de otros Estados, y citó el caso del ciberactivista australiano Julian Assange, que permanece desde junio de 2012 en la embajada del país sudamericano en Londres.

“Acuérdense de cómo hasta le quitamos Internet a Assange porque estaba inmiscuyéndose en las elecciones de EEUU, y dijimos que es política de Ecuador respetar las elecciones y la política interna de cada país”, comentó.

Para el Mandatario se debe “empezar con el ejemplo en casa”.

“No vamos a permitir que una política activista de extrema derecha venezolana venga a inmiscuirse descaradamente” en los asuntos internos de Ecuador, afirmó.

De acuerdo con el Presidente, Tintori quiso ingresar al país “rompiendo flagrantemente la ley ecuatoriana” y por eso mismo, “en estricto apego a la ley”, se le impidió el ingreso a Ecuador.

“Ahora resulta que es un atentado a los derechos humanos”, expresó.

La activista declaró a su arribo a Guayaquil (oeste) que el Gobierno no le permitió la entrada “porque no quieren que diga la verdad, porque no quieren que ayude a mis hermanos de Ecuador; no me dejan entrar porque viene el cambio”.