Más lluvias amenazan con agravar inundaciones en Perú

Damnificados de la región de Carapongo tratan de sacar el lodo de su vivienda, ayer.
FOTO: Andina

 

Perú / EFE y Cambio
Un nuevo frente de lluvias pronosticado sobre los Andes de Perú amenaza con agravar las inundaciones sufridas en las últimas semanas, que ya dejan 75 muertos, 263 heridos, 20 desaparecidos, unos 100.000 damnificados y 630.000 afectados.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció en su pronóstico más reciente que las precipitaciones se intensificarán durante esta semana, especialmente en las regiones de la costa norte de Perú, que fueron las más golpeadas por las precipitaciones de los últimos días.

El pronóstico prevé lluvias de fuerte intensidad y tormentas eléctricas hasta el jueves 23 en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad, que en conjunto suman unos 64.000 damnificados y unos 360.000 afectados.

En Piura y Lambayeque las precipitaciones pueden alcanzar los 150 litros por metro cuadrado al día en la cordillera andina y hasta 50 litros diarios por metro cuadrado en la costa, valores atípicos para la zona.

La previsión también anuncia lluvias que pueden alcanzar fuerte intensidad entre el martes 21 y el jueves 23 en las cuencas medias de las regiones de Áncash, Lima e Ica, donde se registran en conjunto unos 26.000 damnificados y también unos 136.000 afectados.

En esas zonas de la costa central de Perú pueden caer hasta 30 litros por metro cuadrado al día, suficiente para que se repitan nuevos aluviones y corrimientos de tierra como los acontecidos en esta semana.

Ante este pronóstico, el Ministerio de Educación canceló las clases escolares en Lima hasta el miércoles si es que entonces la ciudad recupera la normalidad.

Sin esperar a las nuevas lluvias que se avecinan, el Gobierno peruano, cuyos ministros están repartidos por las distintas zonas de emergencia, se afana por repartir los primeros cargamentos de ayuda humanitaria entre los más afectados, mientras las víctimas y los daños siguen aumentando, y ya hay 12.000 casas destruidas.

En la noche del sábado el puente Virú, en Trujillo, se vino abajo por la crecida del río, cuando varios vehículos se encontraban encima de su estructura, lo que hasta el momento deja cuatro desaparecidos, entre ellos un menor de edad.

El puente, de unos 120 metros de longitud, estaba cerca de Trujillo, la capital de la región La Libertad, y es una de las seis estructuras similares que han colapsado a lo largo de la carretera Panamericana Norte, la vía que atraviesa las regiones más afectadas, y cuyos daños impiden enviar ayuda por tierra.

Falta agua
En casi todas las regiones afectadas el agua potable escasea, pues el recurso hídrico con que se cuenta está contaminado con lodo y es casi imposible su purificación. 

Imágenes de la estatal TV Perú dan cuenta de que mucha gente en Lima acudió a fuentes en plazas, para recoger el agua que antes alimentaba estas estructuras ornamentales. 

Autoridades le pidieron a la gente que purifique el agua con cloro o gotas de lavandina y que la hierva antes de consumirla.   
Las inundaciones están producidas por un atípico fenómeno climatológico de El Niño, al calentar inusitadamente la superficie marina del litoral peruano, lo que provoca intensas e inusuales lluvias en su costa desértica, que devienen en aniegos, desbordes de ríos y deslizamiento de tierras, conocidos en Perú como “huaico”. 

Francisco expresa solidaridad con pueblo peruano

El papa Francisco expresó su cercanía a la “querida” población de Perú, que en los últimos días ha registrado unas inundaciones en las que murieron 75 personas, y que han provocado cuantiosos daños materiales.

“Quiero transmitir mi cercanía a la querida población de Perú, duramente afectada por devastadoras inundaciones. Rezo por las víctimas y por quienes se afanan en ofrecer socorro”, dijo el pontífice tras el rezo del Ángelus, en Roma.

Varios países, especialmente los sudamericanos, expresaron su solidaridad con Perú, entre ellos Bolivia, Colombia, Uruguay, Paraguay y Chile. 

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, afirmó que está coordinando la ayuda del exterior para afrontar la emergencia. Explicó que recibió la llamada de su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, para operativizar la colaboración. 

El jefe del Estado remarcó que el Gobierno se ha organizado y distribuido tareas para afrontar los desastres naturales de la mejor manera posible.

De acuerdo con reportes de prensa, el rescate y entrega de ayuda humanitaria se dificulta, pues puentes y carreteras resultaron afectados por las riadas. (Con datos de Andina.com.pe)