La Paz quiere masificar el tenis para tener nuevos talentos

El tenis paceño está un poco aletargado. Quiere dar el salto y volver a los niveles que tenía antes.
Club de Tenis La Paz

La Paz / Julio Céspedes

El tenis paceño quiere recuperar su mejor nivel, para ello se ha propuesto masificar este deporte. Son los principales objetivos que tiene la Asociación Departamental.
Este deporte dio grandes figuras en épocas pasadas y, si bien actualmente hay jugadores destacados a nivel nacional, necesita mejorar su nivel para tener mayor protagonismo.
“No han aparecido muchos nuevos valores, esto tiene que ver con el tema de recursos económicos porque los tenistas necesitan apoyo para estar en constante competencia”, señala Jorge Sánchez Peña, presidente de la Asociación Paceña de Tenis (APT), que rige a nivel municipal y departamental.
Los jugadores sobresalientes en la actualidad son: Juan Carlos Aguilar, Alejandro Mendoza, Boris Arias y Stephan Koenigsfest, en varones, y Daniela La Fuente, en damas.
“El mejor en el tenis nacional es Santa Cruz, después están Cochabamba y La Paz, pero ahora Chuquisaca mejoró bastante y se acerca”, comenta el dirigente paceño.
La APT está compuesta por 10 clubes, se trata del Club de Tenis La Paz, Sucre Tenis Club, The Strongest, Alemán, Ferroviario, Petrolero, Club La Paz, Club Hípico Los Sargentos, La Paz Golf Club y COE.
Aparte hay algunos entrenadores que forman jugadores de manera individual en canchas alquiladas y pueden hacer que sus jugadores participen en torneos de la asociación.
En lo que se refiere a la formación de jugadores, Sánchez Peña indica que solamente el Club de Tenis La Paz tiene una escuela de tenis, el resto no.
Se juegan torneos de minitenis con niños desde los 5 años. Después se disputan certámenes de 12, 14, 16 y 18, para finalmente realizar los campeonatos absolutos.
“La mayoría de los jugadores llega a jugar hasta los 17 años, después de salir del colegio entran a la universidad y pocos son los que vuelven a jugar de manera competitiva”, expresa Sánches Peña.
El dirigente también reconoce que el objetivo de varios tenistas es jugar bien para obtener una beca en alguna universidad de Estados Unidos,  y así son pocos los que optan por seguir una carrera en el tenis.
MASIFICACIÓN
En los últimos años, la Asociación Paceña de Tenis trata de llevar adelante un proyecto de masificación en los colegios, pero sin éxito, debido a la falta de acogida y aceptación.
“Solamente una unidad educativa nos abrió sus puertas para la práctica del tenis, el Saint Paul Vida y Verdad, de la zona del Kenko, de El Alto. Eso se dio porque la profesora era tenista”, dice Sánchez Peña.
Indicó que se acudió a colegios de la zona Sur de la ciudad de La Paz, particulares y fiscales, pero “no se pudo efectuar una labor porque adujeron que no tienen espacio de tiempo para el tenis en su currículo”.
Hace unos años se llevó a cabo un programa con una ONG, mediante el cual se trabajó con 100 niños en el distrito Santa Isabel, en Santiago II, de El Alto, pero esa experiencia no volvió a repetirse.
La APT desea trabajar “en todos los niveles de la sociedad, especialmente con niños de bajos recursos económicos, a quienes se les daría material deportivo”. También quiere implementar una escuela de tenis en Alto Obrajes o Mallasilla con apoyo de la Alcaldía.

--

Faltan canchas en El Alto y las provincias

Infraestructura deportiva para el tenis a nivel competitivo solamente hay en la ciudad de La Paz, no así en El Alto ni en provincias.
Los 10 clubes que conforman la Asociación Paceña de Tenis (APT) tienen canchas, aunque unos más que otros. El Club de Tenis La Paz es el que más canchas tiene, 25.
Todas las canchas de los clubes son de arcilla (polvo de ladrillo), ninguna de cemento ni de césped.
“Una cancha de tenis no es cara. Para una cancha dura se necesita vaciar una capa de cemento de 5 centímetros y colocar una pintura especial o tartán, que le da flexibilidad y la vuelve más o menos rápida. Además, se requiere hacer unas juntas de dilatación para el agua”, explica Sánchez Peña, quien sostiene que el mantenimiento es cero.
Mientras que una cancha de arcilla, que es lenta, más que costosa es laboriosa, según el dirigente. “Una vez construida la cancha, para el mantenimiento se requiere regarla tres veces al día, realizar un terraceo con polvo de ladrillo y aplanado”.
El dirigente indica que la APT desearía contar con canchas en comodato a 25 años plazo para sus proyectos.