El agro proyecta duplicar la producción con urea de YPFB

Archivo
Uso de urea en el cultivo de alimentos.

El presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Susano Terceros, estimó que se duplicará la producción de alimentos con la aplicación de urea que producirá Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) desde mayo.

A partir de abril, la estatal petrolera someterá a su máxima capacidad de producción los equipos de fertilizantes por 30 días, con el objetivo de verificar que no se presenten problemas técnicos durante el proceso de producción y se cumpla con la venta a los mercados de exportación a Brasil y Argentina.

"Es algo muy importante para el sector agrícola porque vamos a fertilizar y en la misma cantidad de tierra vamos a duplicar la producción", informó a Cambio Terceros durante una entrevista concedida en el municipio Cuatro Cañadas, en el departamento de Santa Cruz.

El ejecutivo de Anapo detalló que los productores agrícolas de Santa Cruz serán los potenciales clientes de YPFB y esperan obtener el fertilizante a precios accesibles.

"Muy pocos agricultores están aplicando la fertilización de base con urea. Una vez que salga la producción de YPFB el próximo año vamos a conocer cuántos agricultores van a aplicar ese agroquímico, pero sería interesante que este producto sea accesible para llegar a la mayor cantidad de productores", señaló Terceros.

La planta producirá 1.200 toneladas métricas día (TMD) de amoniaco, que es el insumo para producir 2.100 toneladas métricas día (TMD) de urea. El consumo actual en Bolivia alcanza a 19.000 toneladas métricas año. Con la puesta en marcha de la Planta de Amoniaco y Urea, el consumo se incrementará a 30.000 toneladas métricas solo en el primer año de su funcionamiento, este consumo se irá incrementando año con año y los excedentes serán exportados a otros mercados.

De igual forma, el gerente y dueño de la propiedad agrícola San Jorge, Marcelo Pantoja, destacó el inicio de producción de urea a cargo de la estatal petrolera porque se podrá incrementar el rendimiento de alimentos en los cultivos de soya, maíz, arroz, papa, entre los principales productos de la canasta familiar.

"Producir nuestro propio fertilizante es muy impresionante, espero que lo podamos conseguir a un buen precio para poder fertilizar todos nuestros granos", señaló Pantoja en contacto con Cambio.

Explicó que de la urea se espera un gran impacto en los cultivos de soya, sorgo y maíz principalmente para tener una producción de calidad.

En ese contexto, detalló que fertilizar una hectárea cuesta $us 100, "si estas fertilizando 50 hectáreas estamos hablando de un presupuesto de $us 50.000 en la compra de urea, si quieres fertilizar 200.000 hectáreas de maíz, estamos hablando de una suma considerable de dinero", señaló el empresario agrícola.

En la actualidad se importa urea de China para cubrir parte de la demanda interna, sin embargo con la producción de fertilizantes la estatal petrolera cubrirá el 100% del mercado nacional.

"Yo creo que YPFB va a lanzar al mercado este fertilizante con precios más bajos de los que tenemos de importación y eso permitirá incentivar el consumo de la industria nacional", complementó Pantoja.

Añadió que el fertilizante permitirá mejorar la producción de maíz, se reducirán los costos de operación y se cubrirá la demanda del mercado interno.

Estudio técnico

La urea es el fertilizante más popular y de mayor uso en el mundo entero. Su contenido rico en nitrógeno permite el crecimiento de las plantas, ayuda a su nutrición y mejora el rendimiento de los cultivos. Se usa principalmente en la producción de arroz, maíz, caña de azúcar, sorgo, papa, frutales, hortalizas y otros cultivos.

Un estudio de la empresa Semexa SRL demostró que el empleo de la urea duplica el rendimiento de los cultivos de alimentos.

Semexa es la responsable de realizar la investigación y promoción de la urea granulada que producirá la planta de amoniaco y urea en el trópico de Cochabamba con una inversión de $us 876 millones para industrializar el gas natural.

Los estudios fueron realizados en los municipios El Torno, San Juan de Yapacaní, Pailón, San Julián, entre otros, del departamento de Santa Cruz, según informe de la estatal YPFB.

La aplicación del fertilizante se realizó en dos campañas agrícolas: en verano, con cultivos de maíz, trigo, caña de azúcar y pastura, y en invierno, con sorgo, soya y nuevamente maíz y trigo. Para una segunda fase están previstos estudios del uso de la urea en la papa, hortalizas y frutales.

En este marco, el informe de Semexa sostiene que sin la aplicación de urea la producción de materia verde (pastura) es de 4.375 kilos por hectárea (ha), pero con una dosis elevada del fertilizante se obtienen hasta 13.312 kilos por ha.

En el caso del arroz, sin urea, el rendimiento por ha es 1.712 kilos, pero con el fertilizante, éste se incrementó hasta 3.658 kilos, según el estudio de YPFB.