Estrellas danzan juntas casi una década

Foto: IAC
Nebulosa planetaria.

 

EFE

El hallazgo de estas dos estrellas que giran una alrededor de la otra recorriendo una órbita que dura más de nueve años y ayuda a entender cómo se originan los tipos de nebulosas planetarias y cómo afectan a nuestro sol y el sistema solar, explicó el IAC.

El trabajo fue publicado en Astronomy & Astrophysics Letters, y forma parte de un proyecto que ha recopilado datos durante casi diez años con el espectrógrafo de alta resolución Hermes, instalado en el telescopio Mercatos y ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma.

Señala el IAC que las nebulosas planetarias, a pesar de su nombre, no guardan relación alguna con los planetas y son envolturas de gas y polvo que producen las estrellas de masa intermedia, como nuestro sol, cuando mueren y expulsan sus capas exteriores.

Las formas de las nebulosas planetarias son tan variadas que se duda si una única estrella es capaz de producirlas, y la comunidad científica plantea que dos estrellas, la que origina la nebulosa y una compañera en interacción, podrían generar tal diversidad de estructuras.

David Jones ha indicado que hasta ahora se habían observado estrellas binarias en nebulosas planetarias, pero con períodos muy cortos, de un día de duración aproximadamente.

A pesar de que esos sistemas determinan la forma de la nebulosa, la falta de estrellas con períodos más largos preocupaba porque se supone que son habituales, ha agregado.

La nebulosa planetaria NGC 1514 era una firme candidata a albergar una estrella binaria en su interior por su forma no esférica, aunque hasta ahora no había podido corroborarse.