Planta Gran Chaco, puntal del desarrollo

Foto: elchacoinforma.com
La planta Gran Chacho está en el municipio de Yacuiba, Tarija.

Redacción Central

Tarija se consolida como uno de los departamentos puntales del desarrollo en el país, dado su potencial de industrialización de hidrocarburos. 

Una de las obras más importantes en este marco es la Planta Separadora de Líquidos Gran Chaco Carlos Villegas, misma que generará aproximadamente un rédito de $us 1.144 millones hasta 2020. 

Gran Chaco es la tercera planta más grande a nivel de Latinoamérica y fue diseñada para convertir a Bolivia en exportador neto de gas licuado de petróleo (GLP). Asimismo proveerá insumos básicos para la planta —en estudio— de propileno y polipropileno, que estará en Tarija.

Construida en más de 74 hectáreas, Gran Chaco puede procesar 32,2 millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas, para producir 2.247 toneladas métricas día de GLP y 3.144 toneladas métricas día de etano, además de 1.044 barriles de isopentano y 1.658 barriles diarios de gasolina.

Bolivia comenzó a exportar GLP desde agosto de 2013 con la puesta en marcha de la Planta Separadora de Líquidos Río Grande, en el municipio de Cabezas del departamento de Santa Cruz. Con la planta Gran Chaco, que es seis veces más grande, el Gobierno prevé incrementar la venta de este carburante.

Inauguración memorable
El 25 de agosto de 2015, el presidente Evo Morales y su homólogo paraguayo, Horacio Cartes, participaron en el inicio de las operaciones de la planta. En su discurso, Cartes destacó que en la región “siempre se habló de unir a los países a través de la energía” y que “es la primera vez que se está dando una integración de países hermanos”.

Mencionó que en junio de ese año se recordaron los 80 años del fin de la Guerra del Chaco, que enfrentó a ambos países entre 1932 y 1935, después de destacar la hermandad que están construyendo hoy en día.

“Bolivia y Paraguay no somos de guerra, somos de paz, somos hermanos y hoy se está dando el mejor homenaje que podríamos rendir a aquellos excombatientes, bolivianos y paraguayos”, dijo entonces Cartes citado en el sitio elperiodicodelaenergia.com.

Morales agradeció a Cartes su presencia en la inauguración de la planta Gran Chaco y a la española Técnicas Reunidas por haber cumplido con su construcción, que se hizo con una inversión cercana a 700 millones de dólares del Estado boliviano.

El Jefe de Estado destacó que el 80 % de la producción de GLP de esta planta irá a la exportación y el 20 % al mercado interno, que ya está cubierto por otra planta separadora de líquidos del gas natural más pequeña, que funciona desde 2013 en Santa Cruz (este).

“Mostrar una planta separadora ya es inicio de la industrialización, que es una esperanza del pueblo boliviano, por eso trabajemos de manera conjunta”, dijo en la ocasión. 

Actualmente se tiene prevista la firma de contrato para la construcción de la planta de Petroquímica, obra que costará $us 2.200 millones.