Tarija cuenta con Bs 62,6 millones para seguridad ciudadana

Fotos: Cambio
La Policía Departamental recibe la dotación de vehículos.

Luis Fernando Cruz Ríos

El Gobierno garantizó 62,6 millones de bolivianos para reforzar la lucha contra la inseguridad ciudadana en 2017 en el departamento de Tarija, confirmó el viceministro de Seguridad Ciudadana, Carlos Aparicio.

Explicó que los recursos asignados al departamento tienen el propósito de que la Gobernación y los municipios refuercen las políticas de seguridad y de desarrollo en acciones de infraestructura y tecnología preventiva para facilitar el trabajo de la Policía Boliviana.

Señaló que la administración del presidente Evo Morales Ayma ha expresado su compromiso de lucha contra el crimen organizado en el departamento de Tarija y en todo el territorio nacional, por lo que llamó a los administradores de la Gobernación y los municipios tarijeños a ejecutar el presupuesto que se les asigna, tomando en cuenta que en 2016, de los 58,57 millones de bolivianos presupuestados, solamente se ejecutó el 50%, es decir 29,33 millones de bolivianos.

Motorizados
En ese contexto, Aparicio explicó que desde 2014 hasta 2016 la Policía Departamental aumentó su parque automotor en 104 vehículos, de los cuales 10 son ambulancias, 10 camionetas, 49 motocicletas, 5 vehículos, 6 minibuses, 2 omnibuses, 20 cuadratracks y dos carros bomba.

Policías
Además, desde 2006 hasta 2016 los efectivos policiales aumentaron en 96%, de 1.142 a 2.237 progresivamente, en los últimos 11 años.

Durante el período 2010-2016, la cantidad de efectivos se incrementó en un promedio de 197 policías por año. De los 2.237 policías, 416 son mujeres y 1.821 hombres.

Indulto
El Viceministro de Seguridad Ciudadana expresó su complacencia por que en tres años (2014-2016) 155 mujeres y hombres privados de libertad se beneficiaron por los decretos presidenciales de concesión de indulto en el departamento de Tarija.

Finalmente señaló que, en el marco de la Cumbre Nacional de Justicia realizada en la ciudad de Potosí, la Gobernación y las alcaldías se comprometieron a invertir en tecnología preventiva, como la instalación de cámaras de videovigilancia en las principales calles de las capitales, así como en las unidades educativas públicas y privadas del departamento.