El karate mejora en La Paz, pero no tiene muchos exponentes

Un grupo de karatecas de la Asociación paceña, en pleno calentamiento.
Gonzalo Jallasi

La Paz / Julio Céspedes

El karate tiene muchos exponentes en La Paz, pero la mayoría no está afiliada a la Asociación. Es un tema pendiente que tiene la actual dirigencia.
“Hay varios dojo, escuelas de karate, que no se encuentran afiliadas a las asociaciones municipales del departamento, lo que hace que no tengamos una gran cantidad de deportistas afiliados y que puedan competir en torneos”, dice Gustavo Quisbert, presidente de la Asociación Departamental de Karate de La Paz.
El dirigente señala que por un lado está la práctica del karate a nivel recreativo y para defensa personal y por otro lado está la práctica formativa y competitiva.
“Hay varios dojos (escuelas de karate) a los que solamente les interesa cobrar una mensualidad para ganar dinero y no se afilian a las asociaciones para competir, eso nos afecta porque hay pocos karatecas dedicados a la competencia”, señala Quisbert, quien está preocupado por esta situación.
La Asociación departamental está compuesta por las asociaciones municipales de La Paz, El Alto y Palca, que a su vez están conformadas por clubes.
La Asociación de La Paz tiene seis clubes, la de El Alto cuatro y la de Palca dos.
Para las competencias, se tienen las categorías infantil, juvenil y mayores, como también las divisiones de peso.
Pese a que el número de karatecas en La Paz es menor al que hay en otros departamentos, el nivel competitivo es bueno, según Quisbert.
“La técnica está a la par de los otros departamentos. Si bien Cochabamba y Chuquisaca lideran las competencias nacionales, a las que acuden con equipos completos, en La Paz pese a ser pocos hay calidad”, manifiesta el dirigente.
Indicó que en los últimos torneos nacionales La Paz peleó por los primeros lugares, lo cual genera una satisfacción.
Incluso hace como una semana se organizó un torneo nacional en el departamento de La Paz después de 10 años. Ese evento se realizó en la ciudad de El Alto.
MATERIAL
La Asociación departamental cuenta con un ambiente en el estadio Hernando Siles, entre las puertas 7 y 8.
“Si bien contamos con ese ambiente, falta material, solamente hay un tatami desde hace varios años y falta el resto del material, eso debido a la falta de gestión de los anteriores dirigentes”, indica Quisbert.
La Asociación Municipal de La Paz lleva adelante su actividad en un ambiente que está  en la piscina de Obrajes.
Mientras que la gente de El Alto practica en el Polideportivo Héroes de Octubre.
En cuanto al material deportivo, además de los tatamis, que son pisos de goma eva, se requiere de casco, guantes, canilleras, pateadores, palmetas, ligas, entre otros.
“Se necesita un entrenamiento riguroso para llegar a un buen nivel competitivo”, expresa el dirigente.
En el ambiente del estadio Hernando Siles la Asociación departamental cuenta con una escuela de karate, que funciona de lunes a sábado.
En Obrajes también funciona una escuela de karate de la Asociación municipal, pero ese ambiente solamente se puede utilizar de junio a diciembre.
Mientras que en El Alto se pueden utilizar las instalaciones del coliseo de lunes a viernes.

--

Moralidades y práctica de este deporte

En el karate se tienen dos modalidades, el kyokushin y el shotokan, que es el olímpico.
En el karate kyokushin se tiene contacto pleno en la categoría mayores, mientras que en infantil y juvenil se tiene semicontacto.
En esta modalidad se aplican golpes directos, patadas altas, medias y bajas; también se dan golpes de puño.
En karate shotokan se tiene semicontacto, hay pocas patadas, más son los golpes de puño. Una característica es la mayor velocidad.
En kyokushin se puede ganar un combate por puntos o por K.O. y en shotokan solamente por puntos.
En este arte marcial se tiene ascenso de grados, que se realiza a través de exámenes en los cuales se hacen demostraciones de formas (kata) y golpes básicos (kijón).
Se tienen siete grados en las dos modalidades, se entregan cinturones de colores en cada grado.
El dirigente Gustavo Quisbert aclaró que el kick boxing y las artes marciales mixtas“no son artes marciales propiamente dichas”.
Respecto a los instructores o entrenadores, en La Paz se cuenta con instructores avalados por la Federación Boliviana de Karate.