Sucre celebra a Juana Azurduy de Padilla y a Matilde Casazola

La Ciudad Blanca se viste de gala el viernes 19 de mayo por dos actividades importantes. Se descubrirá el mural en honor a Matilde Casazola, Premio Nacional de Culturas 2016. 

El homenaje es preparado por el Gobierno Municipal de Sucre y se constituye en un reconocimiento en vida a la artista que por más de 50 años ha deleitado a Bolivia con sus poemas musicales y su profundo amor por las raíces nacionales.

Además, la noche del mismo viernes arrancará la serenata especial dedicada a la heroína de América, la coronela Juana Azurduy de Padilla, quien, luego de dedicar su vida a la lucha por la libertad, por la independencia del país y de Sudamérica, murió el 25 de mayo de 1862, a los 81 años, en la más completa miseria.

La ciudad de los cuatro nombres la recuerda y celebra el viernes, día en el que se pone en escena una obra dedicada a la combatiente, actividad acompañada con la interpretación de Luis Rico, quien compartirá un repertorio de canciones para despertar la memoria.

Composiciones de tiempos de lucha por la democracia. “Yo fui un buen estudiante de la Facultad de Economía de la Universidad Tomás Frías y me divertía cantando los fines de semana. La noche de la Masacre de San Juan (1967) me hizo llorar de impotencia y asombro. A partir de esa noche decidí cantar acompañando las penas, las alegrías y las esperanzas de los trabajadores”, dijo Rico.