La Asociación celebró sus 43 años con el objetivo de elevar un escalón más la fiesta del Gran Poder.

Foto: Carlos Barrios
El directorio completo de la Asociación de Conjuntos Folklóricos de Gran Poder (ACFGP).

 

Por Diego Ponce de León M.

 

El aniversario número 43 de la Asociación de Conjuntos Folklóricos del Gran Poder (ACFGP) se vivió hace una semana con una misa que confirmó el compromiso de todas las personas que participan en él, y la fe y devoción que cada uno de sus miembros comparte por el Tata del Gran Poder.

El acto religioso, que convocó a representantes de las 69 fraternidades y a varios feligreses a las puertas del Santuario Jesús del Gran Poder, fue ceremonial y solemne. Más adelante, la familia folklorista se dirigió al salón de fiestas Venecia para celebrar el nuevo aniversario.

Marina Salazar, titular de la Asociación, manifestó su agradecimiento a todas las personas e instituciones que intervinieron en la organización de la Fiesta Mayor de los Andes.

“Celebramos una trayectoria de 43 años desde la fundación de esta Asociación (...) El 12 de mayo de 1974 se realizó la primera entrada folklórica que buscaba preservar e incentivar la devoción por el señor del Gran Poder y la cultura folklórica nacional expresada a través de la música, la vestimenta y la danza”, sostuvo. 

La presidenta recordó a Lucio Chuquimia y Luis Calderón, fundadores de la Asociación y pidió un minuto de silencio en su honor, al ser los personajes que tuvieron la idea de fundarla.

“La Asociación reúne a 69 instituciones folklóricas y anualmente organiza la fastuosa entrada del Gran Poder con el fin de evitar su plagio y preservar los orígenes autóctonos de nuestro país”, dijo.

En el acto central e inmediatamente después del brindis, se condecoró a Carmen Loza, Javier Escalier y Juan Yupanqui, por el aporte que hicieron a todo el trabajo de recopilación de los documentos de las carpetas que se postularon ante la Unesco. 

LOGROS IMPORTANTES

En 2017 se lograron avances significativos en un esfuerzo conjunto entre el directorio de la Asociación, cada una de las fraternidades que la integran y otras instituciones para plantear la Fiesta Mayor de los Andes como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad ante la Unesco en un documento que fue enviado en abril y tendrá una primera respuesta en junio.

Carmen Loza, encargada del armado de la carpeta de postulación del Gran Poder para ser patrimonio cultural y material ante la Unesco, también recibió congratulaciones por el trabajo de información realizado. 

“El Gran Poder es un todo, ninguno de sus elementos (el preste mayor, la chola, la danza) se puede disgregar, porque al hacerlo se pierde el significado real“, explicó Loza.

Javier Escalier, jefe de la Unidad de Coordinación de Consejos Departamentales de Cultura, explicó que la iniciativa de la postulación data de varios años y que fue una propuesta planteada por él en la gestión de la exministra Elizabeth Salguero.

“Después de varios años, finalmente se concreta uno de los proyectos que impulsé y esperemos que se pueda conseguir la aprobación de la Unesco para que sea una alegría nacional”, opinó el funcionario público.

Otro de los grandes avances que se consolidaron es el compromiso de las autoridades, y en especial del presidente Evo Morales, para la construcción de una infraestructura propia para la Asociación, ubicada en la calle Ingavi, lo cual se logró en un acto celebrado en el hall del Palacio y fue pactado por el vicepresidente Álvaro García Linera.

UN POCO DE HISTORIA

El Gran Poder se inició como una fiesta barrial en la que las personas bailaban a lo largo y ancho de las calles con la convicción de confirmar su fe con Dios y Jesús del Gran Poder. 

Con el paso de los años esta festividad cobró mucha fuerza y varios seguidores, que hoy en día demuestran su orgullo por la tradición y la cultura de antaño. 

LOS NUEVOS DESAFÍOS

Debido a los constantes reclamos y quejas que algunos sectores de la población hicieron visibles, varios de los locales que alquilan las fraternidades fueron observados por la municipalidad al igual que los horarios que suelen usar para ensayar y mostrarse en la zona Max Paredes, por lo que la ACFGP tiene muchos retos que sobrepasar y conflictos que deben ser intervenidos en las próximas fechas, con el objetivo último de que la Fiesta Mayor de los Andes sea celebrada de la manera más propicia y digna.