Sucrenses estrenan moderna avenida

La avenida descongestionará la urbe sucrense.
Foto: Freddy Zarco

 

Redacción central / Cambio

En el marco del programa de mejoramiento de infraestructura vial, el presidente Evo Morales inauguró ayer la ampliación de la avenida Juana Azurduy de Padilla, en la ciudad de Sucre, Chuquisaca.

En medio de festejos, música y encendidos discursos, el Jefe de Estado se refirió a la importancia de construir obras que mejoran la calidad de vida de los pobladores de los barrios más alejados de las ciudades.

“Estamos demostrando que en corto tiempo se pueden resolver los problemas de un país (…) Aquí no se trata de que gane Evo, el Alcalde, el Gobernador, se trata de que gane el pueblo”, manifestó durante su discurso.

En la obra, que descongestionará el tráfico de vehículos, se invirtieron 87 millones de bolivianos. Consta de 3.980 metros, tres vías de bajada, tres de subida y su correspondiente iluminación.

El alcalde de Sucre, Iván Arciénega, explicó que el proyecto inicial solo contaba con cuatro vías que costarían igual suma de dinero, pero luego de apostar por una empresa chuquisaqueña se añadieron otras dos vías.

Sostuvo que el presidente Morales le garantizó una inversión de 5,5 millones de dólares que serán destinados a trabajos de adoquinados en distintas zonas de la ciudad, creando además fuentes de empleo para los pobladores locales.

El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, destacó el trabajo realizado por el Jefe de Estado en cinco días de acompañamiento al departamento en homenaje a sus 208 años de su primer grito libertario.