El Ingenio denuncia mal manejo del relleno

Basura acumulada en el terreno donde se construye el Jach’a Uta.
Foto: René Kana

 

El Alto / Cambio

Pobladores de la comunidad El Ingenio, donde está el relleno sanitario, denunciaron que la Alcaldía no está manejando adecuadamente el predio porque ya no existe espacio para depositar deshechos, pero quiere extender su uso.

El dirigente de los comunarios Juan Quispe denunció que en las 25 hectáreas del botadero de residuos sólidos ya no existe espacio para almacenar más basura, pero la Alcaldía quiere extender el uso de este espacio, lo que pone en riesgo la vida de la población.

En abril de 2017, la Comuna hizo la convocatoria para que las empresas interesadas en la administración del depósito de basura se presenten a la licitación por los próximos 10 años. La apertura de sobres de propuestas debía realizarse ayer, pero hasta el cierre de edición el Ejecutivo municipal no informó si el proceso de licitación se concretó.

Quispe señaló que la Alcaldía debería consultar a los comunarios para que éstos cedan mayor cantidad de terreno, pero como no lo hizo, creen que “las autoridades pretenden mantener el depósito en las actuales condiciones”.

Los ciudadanos mantienen desde el martes el bloqueo del ingreso al botadero y exigen que se cierre definitivamente, además de que la Alcaldía cumpla la ejecución de proyectos compensatorios.

En marzo, Colina (compañía que administra el botadero) abrió la última celda para almacenar deshechos, la cual tenía capacidad para tres meses más, informó a Cambio el encargado de planta de la empresa, Andrés Gutiérrez.

Debido al bloqueo de El Ingenio, la basura generada en El Alto se acumula en calles y plazas, y la Alcaldía decidió buscar locales de depósito temporal para evitar focos de infección.

Uno de ellos es el terreno donde se construye el Jach’a Uta, en el Distrito 4.