La representante paceña irá con todo para buscar la corona de Miss Bolivia en Santa Cruz

Foto: Luis Arias
Griselda Zegarra, miss La Paz

 

Por: Diego Ponce de León M.

Con tan solo 26 años, Griselda Zegarra es arquitecta de profesión y trabaja junto con su familia en una empresa de construcción que edifica casas en la ciudad de El Alto y edificios en la zona Sur, de La Paz. Consiguió la corona de Miss La Paz hace un mes y ahora se perfila con una alentadora y positiva actitud al certamen de belleza más importante del país, Miss Bolivia.

Fue reina del Carnaval paceño 2009, y además del título de Miss La Paz obtuvo Mejor Cabellera Sedal, Miss RPM (deportes), Miss fitness y Señorita Distereo Web (voto popular en redes sociales). Últimamente fue condecorada como embajadora por la lucha contra la violencia por Alianza Mujer, cuyas integrantes luchan por una sociedad libre de violencia.

¿Qué es lo más apasionante en tu vida?

Mi trabajo. Junto con mi padre, Gustavo Zegarra, mi madre, Griselda Málaga, y mi hermano Gustavo llevamos adelante un emprendimiento, la empresa Zegma, dedicada al sector de la construcción. 

Trabajar con mi familia es lo mejor, mi hermano es ingeniero civil, mi papá arquitecto, y a pesar de que mi mamá es bioquímica, es la más capa a la hora de comprar materiales y negociar precios. 

¿Te gusta mantener la línea?

Me encanta el deporte. El año pasado viajé a Potosí con el Colegio de Arquitectos y mi carrera para representar a La Paz en futsal, voley y wally.

Otra de las actividades que compartimos como familia es el gimnasio, mi hermano y mi papá entrenan juntos, yo me adiestro con mi mamá, pero antes del miss La Paz nos preparábamos todos realizando las mismas rutinas.

Hace tres años tengo una alimentación sana, no me prohíbo nada, pero trato de comer lo más sano posible. Nuestros cuerpos son templos que tenemos que cuidar.

¿Cómo describirías tu personalidad?

Soy bastante disciplinada con mi rutina, por el momento me dedico al gimnasio, voy al spa, tengo que subir a El Alto por mi trabajo, bajo a la oficina, no soy mucho de salir.

Pienso que soy muy positiva en las cosas que hago. Veo un proyecto, y por muy grande o riesgoso que sea, no le pongo límite y me mentalizo para hacerlo, al igual que sucedió en el Miss La Paz, pero siempre haciendo todo lo posible para que así sea.

Si me dicen que presente tres propuestas, hago cuatro para que los demás tengan más opciones.

¿A quién consideras tu ídolo?

Mi ídolo siempre será mi padre, sin embargo admiro mucho a Juan Carlos Calderón porque es uno de los arquitectos que respeta mucho la naturaleza y el entorno.

Al estar en el campo de la construcción, ¿qué opinas del crecimiento urbano y las áreas verdes?    

La ciudad de La Paz creció bastante, cada vez se demuelen casas antiguas y se construyen edificios tan altos como se pueda. Es algo que debemos reflexionar, la normativa debería ser más rígida.

Respetar las áreas verdes es muy importante, cada vez hay menos, y hay alternativas en la construcción para mantener áreas verdes y vegetación.

¿Son muy diferente las preferencias de viviendas entre la paz y el alto?

Definitivamente. En la ciudad de La Paz, la gente prefiere el minimalismo, porque no quiere perder ni un milímetro de lo que tiene, prefiere que su hogar sea funcional. 

El Alto es la otra cara de la moneda, la gente prefiere fachadas llamativas con varios detalles, pinturas y detalles que adornen al máximo sus viviendas.

¿Cuál es la problemática social que más necesitamos resolver?

Creo que uno de los problemas críticos es darle una vida digna a la gente de la tercera edad. Tengo un proyecto que consiste en un centro para nuestros abuelitos. Consiste en una institución de recreación que tiene una atención exclusiva con la más completa lista de actividades para entretenerlos, además posee ambientes necesarios para realizar todas estas actividades.

¿Cómo piensas materializar tu idea?

Pienso tocar puertas en todas partes para hacer realidad este proyecto. No importa qué, pero confío en que se pueda construir y así dejar una huella en mi ciudad. Voy a continuar con las campañas sociales, con la arquitectura y con el modelaje, porque son mis tres pasiones. 

¿Qué fue lo mejor y lo peor del certamen de miss La Paz?

Lo mejor fue escuchar y aprender de las chicas con las que competí, siempre tomando los mejores aspectos y críticas. Lo malo fueron los comentarios en las redes sociales, pero hay que aprender a canalizar este tipo de expresiones. Yo opté por mirar desde otro ángulo, como una crítica constructiva, y mejorar en los aspectos en los que me criticaron.

¿Qué es lo más importante del miss Bolivia?

Me siento orgullosa de representar al departamento que amo, donde crecí y sigo viviendo. Lo que más se ve en el Miss Bolivia es la actitud y el carisma, lo que proyectas como persona y mostrar siempre la personalidad de una.

 

Para apoyar a Griselda regístrate y vota ingresando al siguiente link: https://goo.gl/fXd9G7 por tu dispositivo móvil.