Cómo puede responder Corea del Norte

Vladimir Jrustalev * 

Es obvio que Pyongyang no ve el despliegue del sistema de Defensa de Área de Alta Altitud Terminal (THAAD, por sus siglas en inglés) en Corea del Sur como una medida defensiva. Los norcoreanos creen firmemente que el sistema estadounidense podría ser utilizado para atacarlos.

Eso significa que la respuesta de Pyongyang será, en primer lugar, militar y que tendrá en consideración las debilidades que presenta el THAAD. Los organizadores de los planes militares de Corea del Norte saben que este sistema de defensa de misiles no es capaz de proteger todo el territorio de Corea del Sur.

El THAAD está diseñado para neutralizar misiles balísticos en distancias de hasta 200 km y altitudes entre 40 y 150 km. Para poder defender todo el territorio de Corea del Sur de los misiles de medio alcance con los que cuenta el régimen de Kim Jong-un se requieren al menos tres baterías THAAD.

Qué ha hecho ya Pyongyang
En primer lugar, en los últimos años Pyongyang comenzó a utilizar el lanzador pesado múltiple de misiles KN-09. Los misiles de largo alcance son capaces de golpear la zona de despliegue del THAAD.

En segundo lugar, Corea del Norte trabaja activamente en los lanzamientos múltiples. Según la lógica que utilizan, mientras haya más misiles moviéndose hacia el objetivo, menor es la probabilidad de que sean interceptados. 

En tercer lugar, el misil Hwasong-10 es capaz de superar el THAAD si se lanza del espacio, con una altitud máxima de 1.000 km. Lo mismo es aplicable a los misiles SCUD-ER y Rodong-1.

Lo que Corea del Norte podrá hacer
Según la Agencia Central de Noticias norcoreana, el país desarrolla activamente los misiles Pukguksong-2, que garantizan superar el THAAD. Las primeras pruebas se realizaron el 12 de febrero de este año. 

 

Un misil como éste puede dirigirse contra 30 objetivos potenciales. Una salva de 16 misiles Polaris lanzados desde un submarino puede tener más de 500 objetivos, además de 32 cabezas de guerra reales que prácticamente garantizan poder superar el sistema de defensa. 
Además de ello, junto con el despliegue del THAAD en Corea y quizá en Japón, el despliegue de otros sistemas de defensa de misiles en el mar y tierra podría empujar a Corea del Norte hacia el desarrollo de misiles de combustible sólido. (Tomado de RBTH)

*Vladímir Jrustalev es un experto ruso en el programa militar de Corea del Norte.