La alegría de Venezuela

La llegada del bus de los subcampeones a Caracas y un recibimiento extraordinario.
AFP

Caracas / AFP / Esteban Rojas

“¡Gracias, campeones vinotinto!”, se leía en un enorme cartel. Los héroes que dieron a Venezuela el subcampeonato del Mundial de fútbol Sub-20 fueron recibidos el martes 13 en Caracas con un multitudinario homenaje ante unos 20.000 aficionados en el estadio Olímpico la UCV.
“Es el momento en que de la mano de nuestros jóvenes Venezuela dé un salto de calidad en todo como país (...) El futuro es vinotinto. El futuro nos pertenece”, clamó Rafael Dudamel, entrenador del equipo, frente a la multitud. “¡Soy! ¡Vinotinto soy!”, cantaron repetidamente los hinchas en respuesta.
La gesta de los 21 jugadores, a quienes también les dicen ‘chamos’, fue un aire fresco para los venezolanos que viven un difícil momento económico actualmente.
“Lloramos de felicidad cuando escuchamos nuestro himno en la final. Vinimos a darles las gracias a estos chamos por darnos una gota de esperanza, una gota de alegría, y decirnos que Venezuela puede ser grande”, dijo a la AFP Yenny Rodríguez, con la voz entrecortada por la emoción, al llegar al estadio junto con su hijo de ocho años.
La pasión se desbordó en las tribunas cuando Dudamel y sus futbolistas entraron a la cancha. Un video difundido en tres pantallas gigantes, que repasó la preparación y los partidos de la selección juvenil, inició el acto. “¡Goooollll!”, coreaba la gente en el estadio al ver los goles marcados en el camino.
El domingo 11 de junio, Venezuela perdió 1-0 la final contra Inglaterra, pero volvió a casa con la satisfacción de haber conseguido una actuación histórica. Acabó el torneo disputado en Corea del Sur con cinco triunfos, un empate, un revés, 14 goles anotados y tres encajados. 

”NUEVA ERA”
El fútbol venezolano recupera la ilusión con la naciente generación, pues el seleccionado absoluto tuvo una desastrosa clasificatoria sudamericana a Rusia-2018, eliminada con seis puntos en 14 fechas. Es el único país sudamericano que jamás jugó la Copa del Mundo. 
El objetivo es retomar la continua evolución que Venezuela ya mostró en los ciclos de Corea del Sur/Japón-2002, Alemania-2006, Sudáfrica-2010 y Brasil-2014, esta vez al ver hacia Catar-2022.

LA ESTRUCTURA DEL SUB-20
Dudamel y los suyos cumplieron 22 meses de preparación, con una treintena de módulos de entrenamientos amistosos e incluso giras internacionales. El trabajo potenció el talento. Así que el relevo ya está en marcha.
La figura: Adalberto Peñaranda lideró a la Sub-20 con dos goles y tres asistencias.
“Volvió a ser feliz”, declaró Dudamel sobre el desequilibrante futbolista de 20 años, quien vivió una frustrante temporada 2016-2017, compartida entre el italiano Udinese y el español Málaga.
Acabó el Mundial bañado en llanto al fallar un penal en la final contra Inglaterra, saliendo —además— lesionado, pero su sobresaliente torneo puede ser un trampolín. 
El muro: El portero Wuilker Faríñez, héroe en la tanda de penales ante Uruguay que dio a Venezuela la clasificación a la final, ofreció seguridad.
Consolidado a los 19 años como el número uno en el arco de la selección mayor, Faríñez milita en el Caracas FC, el equipo más ganador del fútbol venezolano con 11 campeonatos absolutos. Su salida al exterior parece inminente.
El capitán: Yangel Herrera, eje del mediocampo, fue premiado con el Balón de Bronce del Mundial Sub-20.
Combina potencia física, voz de mando y juego de ida y vuelta. Manuel Plasencia, entrenador que le dio la oportunidad de debutar como profesional en el club Atlético Venezuela, está convencido de que “se va a perder de vista”.
Fue fichado por el inglés Manchester City. Jugó cedido en el NY City de la MLS estadounidense junto con estrellas como el italiano Andrea Pirlo o el español David Villa.
Herrera encontró en Ronaldo Lucena un socio perfecto.
El goleador: Sergio Córdova marcó cuatro goles, fundamentales para disparar las aspiraciones de Venezuela. El delantero de 19 años se destacó desde que se estrenó con el Caracas FC en 2015, aunque no  tenía un buen 2017.
Terminó de eclosionar en el Mundial Sub-20, si bien fue de más a menos. Es un jugador lúcido frente al arco.
La chispa: Yeferson Soteldo, fichado por el chileno Huachipato tras deslumbrar con el Zamora de su país tanto en Venezuela como en torneos internacionales de la talla de la Copa Libertadores, llegaba como gran referente. Una lesión le limitó, pero fue clave.
Cada vez que entraba al campo, iluminaba la ofensiva ‘vinotinto’.
El bloque: Ronaldo Peña y Ronaldo Chacón, los delanteros habituales, aportaron  sacrificio para abrir espacios en los ataques de los volantes, con lo que abonaron el terreno para que Peñaranda y Córdova ofrecieran sus mejores versiones.
Faríñez, por su parte, estuvo bien arropado por los centrales Nahuel Ferraresi y Williams Velásquez y los laterales Ronald Hernández y José Hernández. Y Samuel Sosa, de 17 años, la principal alternativa en el banco, sumó dos goles.
Así se armó al Sub-20, la Venezuela del futuro inmediato.

--

Dudamel: Catar 22, el próximo objetivo

“Ya soñamos con nuevos objetivos, Catar-2022 es el próximo”, declaró Rafael Dudamel en la rueda de prensa ofrecida en un hotel de Caracas junto con el portero Wuilker Faríñez, tras un baño de masas ante 20.000 espectadores en el estadio Olímpico de la UCV en honor a los 21 finalistas del Mundial Sub-20 en Corea del Sur. “El listón queda muy alto. Asumimos los retos con trabajo y entrega total”, agregó el exarquero y actual entrenador.