“Es lindo representar a un pueblo”

Maidana celebra un gol. Es una expresión que se repite partido tras partido. El delantero argentino pasa por un buen momento.
APG

La Paz / Reynaldo Gutiérrez

El delantero argentino Enzo Maidana es el líder en la tabla de goleadores del torneo Apertura de la Liga. Trabaja para alcanzar metas personales y quiere ver a su equipo, Petrolero, en la mitad de la tabla.

—¿Cómo le va en Petrolero?
—Bien, es que estoy pasando uno de mis mejores momentos. El club me brindó toda la confianza y hoy le estoy devolviendo con goles; si bien estamos en una posición que uno no quiere, estamos trabajando con mucha confianza para cambiar esto y salir adelante.

—¿Qué pasó con este equipo copero que hoy juega para salir de la zona de descenso?
—Fueron muchas cosas malas, no solamente en lo futbolístico, sino también a nivel dirigencial, con malos manejos y eso está quedando reflejado en la cancha y en la posición en la que estamos en el torneo.

—¿Por qué el mismo equipo que clasificó a la Copa Sudamericana hoy no rinde?
—El equipo también falló, somos nosotros los que entramos a la cancha, pero gran parte de culpa la tiene la dirigencia anterior que se manejó mal, primero fue la salida de Milton Maygua, después de Fabriciano González, eso se reflejó en nuestra participación en la Sudamericana viajando con 13 jugadores, una vergüenza total.
Por ejemplo, con Maygua no se dieron los resultados y lo echaron, lo mismo pasó con Fabriciano, un técnico de primer nivel; después no había las condiciones de trabajo, el apoyo era mínimo; y no es excusa, pero el fixture que nos tocó en la primera rueda también influyó porque de siete partidos seis jugamos de visitante y en la segunda rueda comenzaron a alternarnos.

—¿Qué condiciones faltaron?
—Entrenamos en cancha de césped artificial y jugamos en terreno de césped natural, eso perjudica, a veces nos sentimos como equipo visitante jugando en casa, es que la cancha del Federico Ibarra es muy pesada. Otra cosa, los ‘profes’ que pasaron no tenían las condiciones de trabajo y los jugadores tampoco las tenemos por la ausencia de elementos para desarrollar una buena labor.
En Yacuiba hay un pueblo, una provincia, que está detrás de este equipo, que se ilusiona y vibra con el fútbol, puede ser una plaza fuerte Yacuiba en el contexto del fútbol boliviano, pero si no está la gente que verdaderamente ama al club, eso será muy difícil.

—¿Qué papel juega la parte económica?
—Es importante, la dirigencia anterior nos quedó debiendo dos meses y tres días de sueldo, eso también repercute, nos sacaron parte del dinero de la Copa Sudamericana y eso fue lamentable. El premio todavía no nos llegó completo, pese al acuerdo que teníamos, está faltando un buen porcentaje, ése es otro problema.
Al nuevo presidente del club, Florencio Vargas, le tenemos mucha confianza porque es un tipo muy serio, se compromete y cumple, aunque se quedó muy solo y en la situación en la que estamos es muy fácil dejar al equipo e irse.

—¿Qué se siente ser goleador de la Liga de un equipo que pelea los últimos lugares?
—En una mezcla de sensaciones. Por una parte, me siento feliz, bien, con más ganas de sacar esto adelante. Encontrarme arriba de los goleadores junto a grandes jugadores que uno admira es gratificante.
Por otro lado, me da tristeza porque luchamos todos los días con mis compañeros por estar más arriba en la tabla, por lo menos en la mitad, pero es difícil y hay que seguir bregando, tengo fe en que en estas últimas fechas podemos subir un poquito más y para eso estamos trabajando.

—¿Qué sintió cuando le hizo dos goles a Bolívar en el partido reciente en Yacuiba?
—Una gran emoción, pocas veces puedes hacerle goles a un equipo grande, que tiene buenos jugadores y juega bien, fue algo lindo y espectacular, lástima que no ganamos.

—¿Qué pasará si termina siendo el máximo anotador del campeonato?
—Dios quiera que sea así. Mi papá y mi familia escuchan por radio y enganchan a veces por Internet para ver los partidos que juego, me cuentan que cada vez que convierto un gol lo gritan y se ponen a llorar con mi hermano por el esfuerzo y sacrificio que uno hace por estar bien.
Mi idea es dejarlo a Petrolero en mitad de tabla, tratar de convertir unos goles más y, si acabo siendo el máximo goleador, será algo hermoso.

—¿Eso significa que se irá?
—Hay equipos del interior que me llamaron, pero también hay una propuesta fuerte del exterior. Discúlpeme, pero no le voy a decir el nombre ni de dónde son por una cuestión de reserva. Estoy analizando y viendo lo mejor, sin descuidar lo que es Petrolero, al que le debo mucho y quiero devolverle con fútbol y goles. La oferta no es de Sudamérica, sino de otro continente, y de Bolivia no es de un club grande.

—¿Alguna anécdota?
—Una que no olvidaré es para reírse y avergonzarse. Cuando partimos de Yacuiba para ir a jugar contra la Universidad Católica, de Ecuador, por la Copa Sudamericana, viajamos con equipo completo, llegamos a Santa Cruz y antes de partir nos empiezan a hacer subir rápido al avión porque llegamos tarde, y cuando llegamos a Lima nos dimos cuenta de que faltaban cuatro compañeros, éramos solamente 13 jugadores, comenzamos a renegar, protestar y a reírnos, pero son cosas del fútbol. Fue algo espectacular (sonríe).
Cuando volvimos, la gente nos saludó, nos abrazaron los niños, eso fue lindo porque representamos al pueblo, fue un reconocimiento invalorable que siempre lo voy a recordar.

—¿Cómo ve el nivel de juego del torneo de la Liga?
—Es bueno, va en crecimiento, pero veo que hay mucha desorganización todavía, falta mucho por mejorar. Por ejemplo, no hay equilibrio en el fixture, en otros países un club una fecha juega de local y otra de visitante, pero aquí un equipo juega hasta cinco partidos de local o visitante y eso no me parece ideal porque el nivel decae porque hay a algunos que les favorece y a otros no. Eso no ocurre en ninguna parte.
Es destacable la actuación de The Strongest y Bolívar, son los equipos que hacen diferencia sobre los demás, más cuando juegan en condición de altura. Es lindo cuando un equipo del llano les pelea por los primeros lugares, ahí el torneo es más competitivo; el otro grupo juega por ganar premios internacionales y no descender.

—¿Qué club será campeón?
—Bolívar está a un paso, tiene equipo y ventaja para lograrlo, a no ser que ocurra lo que pasó el año pasado.

—¿Qué sueña?
—Tengo muchos. El principal, salir campeón en algún equipo donde me toque jugar.

--

Perfil
Enzo Damián Maidana, futbolista argentino de 29 años. Debutó en Atlético Tucumán en el torneo Nacional B en 2010. Es el actual goleador de la Liga.