Evo: No tenemos miedo a Chile

Jorge Mamani
Autoridades reunidas con los nueve connacionales en el Palacio de Gobierno.

 

Gonzalo Pérez Bejar

“No tenemos miedo a Chile, hagan lo que hagan”, fue la expresión que utilizó el presidente Evo Morales al dirigirse a los nueve bolivianos, dos efectivos del Ejército y siete funcionarios de la Aduana Nacional, que fueron condenados por la justicia chilena el 21 de junio y que ayer retornaron al país.

El hall del Palacio de Gobierno cobijó a los connacionales, injustamente condenados en Chile, y a sus familiares, ministros de Estado, Alto Mando de las Fuerzas Armadas y de la Policía boliviana, y representantes de sectores presentes para dar la bienvenida y reconocer a los nueve connacionales.

Previo al acto central se reunieron al menos una hora y 20 minutos con el Presidente, Vicepresidente, ministros de la Presidencia, Comunicación, Relaciones Exteriores y los presidentes de las cámaras de Senadores y Diputados, donde el Jefe de Estado recibió un informe exhaustivo de lo ocurrido el 19 de marzo, cuando fueron detenidos.

Ya en el acto, Morales afirmó que la detención de los nueve funcionarios fue también a los 10 millones de bolivianos, que demostraron unidad, y en torno a ello se hicieron todas las gestiones para su liberación.

“Gracias a ustedes, Bolivia nuevamente tiene una gran victoria ante Chile y ante el mundo”, afirmó.

En ese sentido, dijo que no entiende el contrasentido de cómo quienes combaten al contrabando son acusados de contrabandistas. “Qué clase de autoridades tenemos en Chile”, expresó.

En su alocución, el presidente Morales reflexionó que al margen de la demanda marítima, aguas del Silala u otros temas, existe una agresión “permanente de Chile en la parte económica”.

De ser así, sostuvo, el vecino país debiera millones de dólares al pueblo boliviano como consecuencia de las constantes agresiones que sufre el pueblo boliviano.

Esta reacción, dijo, es consecuencia del crecimiento económico y por ello sufre agresiones y discriminación, como el hecho de que se impida a periodistas el ingreso a ese país o retirar las visas de ministros de Estado y Parlamentarios elegidos por la población.

“Esto es una venganza porque los derrotamos en La Haya y es una segunda victoria”, dijo.

El Jefe de Estado destacó el trabajo que realizó el equipo jurídico, coordinado por el Ministerio de Justicia y la Procuraduría General del Estado, porque sirvió para derrotar al poder chileno que representa a la oligarquía que maneja ese país.

“Nuestra primera victoria fue en La Haya en 2015. Ésta es la segunda victoria sobre la oligarquía chilena”, enfatizó Morales ya por su cuenta de Twitter @evoespuesblo.

Reiteró que Bolivia es un país distinto al que conoció el colonialismo y neoliberalismo, por lo que no callará en sus reivindicaciones.
Por todos esos antecedentes, afirmó que no volverán a callar a los bolivianos.

Durante el acto, Morales reveló que hubo mensajes de la Cancillería chilena: “Vamos a resolver este problema, pero bajen la voz”.
“Nunca vamos a callar porque estamos con la verdad, estamos con la justicia”, sostuvo.

Reflexionó sobre la enseñanza y unidad que demostraron los nueve bolivianos, y en ese sentido afirmó que con ese gesto, acompañado de la dignidad, basada en la verdad, “derrotamos la mentira, la soberbia y arrogancia de algunas autoridades de Chile. Esa es la experiencia”.

Morales luego expresó la alegría y el acompañamiento del pueblo boliviano en la cruzada por los nueve detenidos.

Los calificó como “mártires” porque no podrán entrar a Chile 20 y 10 años. “Es como muerte civil, pero con civismo y patriotismo enfrentamos eso”.

En cuanto a las acciones que se encararán, dijo que instruyó que se haga un estudio para que en su momento Chile cumpla con un “resarcimiento a los nueve hermanos”.

En cuanto a las críticas e intenciones de la oposición de investigar a los nueve detenidos, el Presidente mandó a “que vayan a investigar a su abuela, a los expresidentes y exautoridades que pasaron por el Palacio”.

--------------------------------------------------------------

El capitán Carvajal califica de “tontos útiles” a quienes colaboran con el contrabando

En representación de los nueve ciudadanos bolivianos que permanecieron detenidos en la cárcel de Alto Hospicio, en Iquique, Chile, el capitán Jhonny Carvajal calificó de tontos útiles a las personas que colaboran con el contrabando.

“Son tontos útiles, delincuentes y perros del hortelano” que perjudican a la lucha contra el contrabando, señaló durante el acto en el Palacio de Gobierno.

“Lo único que hicimos ese día (el 19 de marzo) era cumplir con nuestro deber, cumplir con una misión de combatir el contrabando”, dijo en tono elevado y eufórico.

Luego reveló que entre las personas que los agredieron el día de su captura por carabineros chilenos estuvieron ciudadanos bolivianos que habitan en la zona fronteriza y ayudan a los contrabandistas.

“Ese día había malos bolivianos que interactuaban con los contrabandistas chilenos y formaban parte del tumulto de gente delincuente; había, lastimosamente, porque duele, había gente boliviana”, señaló molesto.

Carvajal dijo: “Nunca deberíamos haber llegado a la cárcel”, porque esto fue forzado por “la tozudez de algunas autoridades chilenas”. “Ambos países nos necesitamos, casi todo el norte de Chile vive por nuestro dinero”, manifestó.

A nombre de sus compañeros, enseñó a dar la cara digna para continuar la lucha por la patria, y aseguró que se encuentran más fortalecidos para seguir su lucha contra el “flagelo” del contrabando “que de manera flagrante daña nuestra economía”.

“Estamos firmes allá, gracias por todo hermano Presidente (Evo Morales), estamos gustosos y plenamente fortalecidos para seguir luchando contra ese flagelo que le hace mucho daño a nuestro país”, enfatizó.

En cuanto a la sentencia de la justicia chilena, dijo que fue un “insulto a la inteligencia”, que no derrotó a la unidad de los bolivianos.