Trump sabía que Siria no usó armas químicas

Sputnik

Antes de dar la orden de atacar la base aérea siria de Shairat, el presidente de EEUU, Donald Trump, estaba al tanto de que Damasco no había usado armas químicas en la ciudad de Jan Sheijun, declaró el periodista estadounidense Seymor Hersh. 

El autor afirma que Trump tomó la decisión sin tener en cuenta la opinión de expertos y luego su administración trató de crear en los medios un panorama que la pudiera justificar. En su investigación, Hersh se basa en los datos recibidos por parte de numerosas fuentes del Gobierno y servicios de Inteligencia de EEUU. Hersh recalcó que “varios días antes, los servicios rusos informaron sobre la operación a los estadounidenses que se encontraban en Doha”. De acuerdo con el periodista, uno de los asesores de seguridad de Trump dijo: “No fue un ataque con armas químicas. Es un mito”.

Sin embargo, al cabo de varias horas, prosigue Hersh, Trump ordenó efectuar un ataque en respuesta al supuesto uso de armas químicas, después de haber visto algunas fotos de adultos y menores de edad afectados gravemente a causa de las sustancias venenosas. Así describe Hersh su reacción:

“Manos a la obra”, dijo Trump, a pesar de que le aseguraron que no había pruebas del uso de armas químicas por parte  de las Fuerzas sirias.

Hersh señaló que los militares le ofrecieron a Trump cuatro guiones, renunciar al ataque, atacar el aeródromo, efectuar ataques masivos de varios objetos militares sirios y puntos de mando con el uso de  bombarderos y aún aniquilar físicamente al presidente sirio, Bashar Asad.

Trump eligió el segundo, y se lanzaron los 59 misiles Tomahawk  desde los buques de guerra Ross y Porter, los cuales en aquel momento se encontraban en el mar Mediterráneo.

“Desde el inicio y hasta el final todo eso fue un típico show de Trump”, cita el periodista a uno de los asesores de la Casa Blanca para la seguridad.

Al cabo de varios días, la administración de Trump organizó una rueda de prensa cerrada.

Hersh mencionó que la mayoría de los medios estadounidenses reaccionaron de forma positiva al bulo por parte de la Casa Blanca al empezar a acusar a Moscú de lo sucedido.(Tomado de Sputnik)