“Soy malo para aros, pero me defiendo bailando cueca”

Milton Maygua (Izq.) y su familia. La foto es del día en que su hija Marcia se tituló como médico.
Facebook Maygua

La Paz / Reynaldo Gutiérrez

Milton Maygua está sin equipo y se dedica a la familia. Sin embargo, el DT no se descuida, se actualiza permanentemente.

—¿A qué se dedica hoy?
—Ahora a descansar un poco y a estar con la familia, junto a mi esposa, Yhovanca, y a mi hija Marcia. Viajo a La Paz para acompañar a mi hijo Leandro.
No nos descuidamos de actualizarnos y prepararnos mejor para un próximo reto como entrenador.
Trato de asistir a todos los partidos o por lo menos los miro por televisión para ver a los jugadores y los sistemas de juego. Le saco el jugo al Internet para estar al día en todos los avances.
—¿Cocina?
—Ja, ja, ja, solamente el asado. Tengo a mi esposa que cocina bastante rico.
— Como buen chapaco, ¿algún aro aro, un piropo o un chiste?
—Me pescó en curva porque no le hago a nada de esas tres cosas, solamente las disfruto porque soy malo, pero me defiendo bailando cueca (sonríe).
—¿Qué recuerda como futbolista?
—Salí chico de Tupiza a La Paz gracias al profesor Arturo López, quien me dio la posibilidad de debutar en un equipo profesional como Chaco Petrolero junto a grandes compañeros como ‘Cacho’ Deleva, Rogelio Delfín, ‘Pacho’ Góngora; después jugué en Always Ready y con Oriente en la Copa Libertadores.
Fui convocado a la Selección en la época de Dusan Draskovic
Terminé mi carrera en Unión Central un poco forzado porque mi papá (Bautista) se enfermó de cáncer, lo acompañé hasta el último momento. Sé que desde arriba me guía y me ilumina. A él le rindo tributo porque fue quien me formó y enseñó en el fútbol a adquirir valores sanos.
—¿Qué fue lo más lindo y feo de su carrera?
—Conocer amigos con quienes hemos disfrutado este bello deporte.
Lo malo, la lesión que sufrí en mi mejor momento, una fractura de peroné y el tobillo derecho que me alejó bastante tiempo de las canchas.
— ¿Y como entrenador?
—Con Petrolero conseguimos la permanencia en la Liga y la clasificación a la Copa Sudamericana. Después, lástima por lo que pasó con el club, de la manera cómo se presentaron en la competición internacional. Yo me vine del chaco con el deber cumplido.
—¿Por qué la dirigencia lo critica?
—El club es manejado por el señor Federico Ibarra, y lo que dicen lo veo como un mal agradecimiento. La gente sabe qué tipo de personas son, cómo actúan. No se olviden que para el viaje a Ecuador escondieron los papeles del técnico interino, eso es una muestra.
—¿Qué anécdota recuerda?
—En un partido un compañero se lastimó el tobillo, como ya no teníamos cambios urgía que siga para defender el resultado, le pedimos al kinesiólogo que lo vende rápido, lo vendó encima del zapato de fútbol y así jugó hasta el final, era para matarse de risa (sonríe).
—¿Cuál es su sueño?
—Seguir en el futbol con el apoyo de mi esposa, quien ha sido pilar en todo momento. Que mis hijos sigan adelante, Marcia como médico y Leandro como jugador de Bolívar, y ser parte del cuerpo técnico de la Selección en divisiones menores.

--

Dato

Milton Rubén Maygua Herrera, exfutbolista tupiceño de 51 años. Debutó en Chaco Petrolero (1982) y se retiró en Unión Central de Tarija (2001). Hoy es DT.