Comienzan las obras de la Línea Celeste del Teleférico

Foto: Reynaldo Zaconeta

 

Redacción central / Cambio

Con un ritual andino y la participación de autoridades nacionales y locales, el presidente Evo Morales inició ayer las obras de la Línea Celeste del Teleférico, que unirá el centro paceño con la Curva de Holguín, en la zona Sur de la ciudad.

“La Línea Celeste surgió de la necesidad del pueblo”, expresó el gerente de Mi Teleférico, César Dockweiler, durante el acto que puso en marcha la construcción del nuevo ramal.

No se trató del tradicional colocado de la piedra fundamental que hacían gobiernos del pasado por retórica, sino que fue el arranque propio de la infraestructura, reflexionó Dockweiler.

“Tal vez tantas piedras fundamentales hasta ahora no se han construido”, dijo Morales en el evento, al que también asistieron ministros de Estado y el alcalde La Paz, Luis Revilla.

La obra se inscribe en la segunda fase del sistema de transporte por cable de la ciudad y comprenderá cuatro estaciones: El Prado, Cancha Zapata, San Jorge y Libertador (Curva de Holguín). El tramo dará curso al recorrido de 159 cabinas sobre puntos álgidos del centro paceño.

“La Paz maravillosa se merece este tipo de obras”, destacó el gerente de la estatal.

En medio de los discursos y antes de la ofrenda a la Pachamama, el grupo musical Huayna Wila amenizó el acto e hizo bailar a los asistentes con la interpretación de la canción Oh Linda La Paz.

Sube la inversión
El Jefe de Estado informó en su intervención que el presupuesto para ejecutar la segunda etapa del Teleférico, que implica nuevas líneas, incrementó de $us 450 millones a $us 506 millones por motivos técnicos y de ampliación.

Actualmente, la empresa estatal opera entre las ciudades de La Paz y El Alto con los ramales Rojo, Amarillo, Verde y Azul.