Modelo boliviano es un referente en el Mercosur

Bolivia dio a conocer en la reciente cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) sus logros económicos, fruto de la aplicación del modelo de desarrollo productivo en un contexto regional que nítidamente evidencia las dificultades que siguen atravesando los países que pertenecen al bloque, Brasil y Argentina principalmente.

Hoy, como nunca, cuando el mundo sigue ensayando medidas para recuperarse de la crisis económica internacional, Bolivia es un referente para la región y el mundo por los resultados de la política económica, los indicadores macroeconómicos que muestran un crecimiento sostenido del Producto Interno Bruto (PIB).

Organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el propio Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que antes reaccionaban con escepticismo a la hora de evaluar la economía boliviana, ahora tienen que admitir certezas de un modelo que no es de su agrado y que en años pasados intentaron ‘ningunear’ con proyecciones bastante conservadoras, siempre por debajo de las previsiones establecidas en el Presupuesto General del Estado. 

En la reunión de ministros de Economía del Mercosur, el boliviano Mario Guillén destacó la estabilidad y el crecimiento económico pese a un contexto internacional adverso. Las virtudes de la política económica se explican por las innovadoras medidas para generar demanda agregada con el fin de dinamizar la actividad productiva y que hoy la región no puede dejar de ver y admirar.

En los últimos 11 años, el país logró diversificar la economía para no depender únicamente de los precios internacionales y ha mostrado signos evidentes de avanzar en el desarrollo integral de la economía, cuando algunos analistas habían desahuciado esta posibilidad en los inicios de la actual administración. El modelo también fue puesto a prueba al cambio climático y pudo capear su impacto y de paso proteger a los productores con el seguro agrícola, iniciativa que ahora pretende ser replicada en países como Argentina y Paraguay. En síntesis, el desempeño de la base estructural del país muestra mayor fortaleza y hasta ahora no se vio afectado por el panorama internacional.