‘Pedro Domingo Murillo’ apuesta por lo empresarial

Frontis de la Escuela Industrial Superior Pedro Domingo Murillo, en la zona Achachicala, de la ciudad de La Paz.

Maribel Condori Monrroy

Con el objetivo de contribuir a la formación profesional de sus estudiantes y titulados, la Escuela Industrial Superior Pedro Domingo Murillo, de La Paz, implementó el proyecto Inserción Laboral y Emprendimiento Empresarial. 

El director de la institución, Vidher Bustillos Durán, explicó que el plan es un recurso estratégico dirigido a los estudiantes de las carreras que se dictan en la institución. Con la implementación se pretende dar las herramientas para competir en el mercado laboral y fortalecer los proyectos de quienes opten a emprender una propia empresa.

Indicó que el plan fue pensado debido a que la casa de estudios superiores, desde sus inicios hasta ahora, se caracteriza por formar profesionales que contribuyen en el crecimiento del país.

“La Escuela Industrial Superior Pedro Domingo Murillo es pionera en la formación técnica. De sus aulas han salido profesionales que han contribuido al desarrollo económico de Bolivia. Por ello consideramos que es patrimonio de la ciudad de La Paz”, manifestó.  

Experiencias
César Quispe Ticona es estudiante de Metalurgia, Fundición y Siderurgia. Nació en el municipio Montero, Santa Cruz, pero migró a La Paz con la meta de obtener un título profesional para mejorar sus condiciones de vida y  las de su familia, que vive en la región cruceña. 

Relató que en su tierra de origen no existen especialistas en mantenimiento de maquinarias agrícolas con  bronce. Por ello, su objetivo principal es especializarse en esa actividad, además de llegar a ser un maestro en la reparación de joyas en plata y oro.  

El nuevo plan institucional le brindó capacitaciones y charlas sobre cómo abrir una empresa y competir en el mercado laboral. A consecuencia de esto empezó a ejercer su carrera y a generar ingresos propios. 

“Curso el primer año y ya aprendí a remodelar y soldar joyas en plata. Me dedico a reparar aretes, prendedores o anillos de cholitas. Dependiendo en qué estado esté la joya, cobro entre 30 y 150 bolivianos con un valor agregado”, comentó. 

Autodiagnóstico
Bustillos resaltó que el mercado laboral “absorbe con rapidez inmediata” a los estudiantes o titulados de la Escuela Industrial Superior Pedro Domingo Murillo. Por esa situación, los responsables organizaron pequeñas ruedas de negocios en las que muchos lograron conseguir trabajos a medio tiempo.

“Con mucho orgullo destaco que nuestros titulados salen directamente a trabajar (…) a la institución vienen empresas a solicitar que los estudiantes realicen sus prácticas preprofesionales. Muchos fueron a desempeñarse y consiguieron trabajo. Existe una gran demanda, por ejemplo, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) nos solicitó 25 soldadores y solo teníamos 18”, dijo.

Destacó que la casa de estudios superiores cuenta con el apoyo interinstitucional de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), YPFB, Armada Bolivia, Policía Nacional, Empresa Azucarera San Buenaventura (Easba), Empresa de Telecomunicaciones (Entel), Cooperativa de Telecomunicaciones (Cotel), Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), entidades bancarias, además de empresas mineras de los departamentos de Oruro y Potosí.

La escuela superior es una institución dedicada a formar profesionales a nivel técnico superior. Fue fundada el 10 de febrero de 1942, y en sus más de 75 años de vida institucional, se consolida con ocho carreras de estudio y dos subsedes en el área rural.

En su malla curricular oferta las carreras de Electrónica, Metalurgia, Fundición y Siderurgia, Electricidad Industrial, Química Industrial, Mecánica Industrial, Mecánica Automotriz; Industria Textil y Confección. 

En la actualidad cuenta con más de 3.500 estudiantes, los varones representan el 75% y las mujeres el 25%, además de 187 docentes y 70 administrativos.  

Uno de sus grandes proyectos del centro educativo paceño es la edificación de una ciudadela industrial que imparta conocimiento. Este proyecto requiere la inversión de 34 millones de dólares.

  • 75 años de vida institucional cumple la Escuela Industrial Superior Pedro Domingo Murillo este año.
  • 8 carreras ofrece en su propuesta académica.