Autores que ‘jalan’ públicos juveniles

Carlos Cuauhtémoc Sánchez

Carlos Cuauhtémoc Sánchez se presenta hoy en la vigésima segunda Feria Internacional del Libro de La Paz. El autor mexicano goza de una enorme popularidad sobre todo en el público juvenil gracias a los más de 30 títulos que publicó, que, más allá de los premios, ocuparon el primer lugar en ventas en México y en Latinoamérica. 
Su éxito le otorgó el derecho de llevar en la mayoría de sus obras el sello Best Seller International Award.
El destacado escritor Juan Rulfo, en octubre de 1984, recomendó al Consejo del Premio Nacional de la Juventud la obra Te extrañaré, de Cuauhtémoc Sánchez, con las siguientes palabras: “Reúne todos los requisitos de calidad exigidos por la convocatoria del Premio Nacional de la Juventud de 1984, por lo que es para mí un honor poder recomendarla de acuerdo con el inciso ‘trabajo avalado’ en el género de novela”.
Sin embargo, su escritura no responde a los cánones tradicionales de la novela porque integra la descripción de hechos y situaciones de desdicha humana con lecciones de vida y recomendaciones de autosuperación.
Entre las obras más conocidas figuran por ejemplo Contraveneno, dirigida a parejas en proceso de divorcio o que no lograron entablar una relación sana entre sí, pese a la existencia de los hijos. Contraveneno es como un recetario que los personajes siguen para superar la depresión, la decepción y la falta de fuerzas ante la vida.
Algo similar puede decirse de Grito desesperado, obra que está enfocada en los conflictos juveniles y el desamor que en muchos casos provoca inestabilidad y quiebre. Además de las mencionadas, el autor publicó La fuerza de Shecidd, Volando sobre el pantano, Juventud en éxtasis, Sangre de campeón, Los ojos de mi princesa, entre otros.

Gabriela Weiner
Se presenta en la FIL el sábado 12 de agosto. Es una de las autoras peruanas más polémicas y juveniles del momento. Exponente del denominado ‘periodismo gonzo’, creado por Hunter Stockton Thompson, destaca por una escritura fresca y completamente libre de convencionalismos o ataduras conceptuales.
Weiner experimenta la libertad a través de la palabra y en apariencia no le teme a absolutamente a nada. Lo que la ha llevado a experimentar con su propio cuerpo las circunstancias, sufrimientos y hechos de los que narra posteriormente.
Entre sus textos más impactantes está Adiós ovocito adiós, en él describe la experiencia de las inmigrantes que venden sus óvulos a las clínicas de fertilidad españolas. La autora se sometió a esa prueba física y de esa experiencia surgió su detallada descripción de las distintas etapas, burocráticas y emocionales por las que atraviesan las jóvenes que han decidido vender sus óvulos. No sólo narra con una minuciosidad escalofriante los estados alterados de conciencia que produce la ingestión de hormonas, el trato con el personal médico, la operación quirúrgica que la aventura implica, sino el trato que reciben las donantes según su origen étnico. Sus escritos tocan con frecuencia temas aún tabú para la actualidad. (JRH)