Huanacuni: Con la Marcha Blanca identificaremos deficiencias del libre tránsito

Foto: Cambio
Fernando Huanacuni, ministro de Relaciones Exteriores.

 

Entrevistado: Fernando Huanacuni, ministro de Relaciones Exteriores

En las paredes aparecen algunas fotos antiguas, pero se opacan ante la enseña patria y la wiphala, que se muestran pulcras y estables en el salón de los Embajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ahí, el canciller del Estado, Fernando Huanacuni, recibió a Democracia Directa para conversar sobre los resultados obtenidos en la XIII reunión del Comité de Frontera e Integración Bolivia-Chile, que se celebró en la capital cruceña luego de seis años.

El Ministro destaca la importancia de la cita, donde la delegación boliviana incluyó en la agenda el libre tránsito y la densificación de hitos, esta última necesaria entre los dos países para conocer el límite fronterizo entre ambos Estados y de esa manera evitar que surjan nuevos incidentes, como los que ocurrieron con ciudadanos bolivianos el 19 de marzo, por el que fueron sentenciados, o el caso de los dos carabineros chilenos, el 7 de julio, devueltos a las 51 horas de ser aprehendidos.

A continuación, el desarrollo de la entrevista.

Se abrió una nueva etapa en la relación con Chile con la reunión del Comité de Frontera e Integración, ¿Qué viene ahora?

Hemos iniciado la XIII Reunión del Comité de Frontera en Santa Cruz, este encuentro marca una nueva etapa de las relaciones Chile-Bolivia. 

Esta nueva etapa ha sido auspiciada por la voluntad política, primero del llamado del presidente Evo Morales y segundo de la aquiescencia de la presidenta Michelle Bachelet para que las dos comisiones se encuentren y resolver temas administrativos, consulares, técnicos, pero la perspectiva es que se abre un nuevo escenario entre las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Chile.

Bolivia está dispuesta a continuar. Nosotros ya hemos establecido una agenda para la XIV Reunión del Comité de Frontera e Integración, que se realizará en Arica el 25 y 26 de octubre, por lo tanto ésta es una etapa que no finaliza en Santa Cruz, la siguiente es Arica y la siguiente será en Bolivia, en otra ciudad, pero lo cierto es que hemos abierto varios asuntos, una agenda bilateral entre ambos países en aspectos técnicos administrativos.

¿Con ello se puede considerar la posibilidad de reactivar el Mecan,ismo de Consultas Políticas Bolivia-Chile, que no se reúne desde 2010?

El Comité de Frontera básicamente es técnico administrativo consular. El mecanismo de consultas políticas es otro contexto, otro espacio; eso amerita la voluntad de los dos Gobiernos, Bolivia ya lo ha puesto en manifiesto, ahora la respuesta está en Chile, y eso a nivel de vicecancilleres.

Entonces volvemos a reiterar. Bolivia está dispuesta en todos los espacios de diálogo porque creemos en el diálogo.

El Canciller chileno señaló en una entrevista que su país promovió la reunión de Santa Cruz e incluso para ello se reunió con usted en Quito y que intercambió mensajes. ¿Es cierto? ¿No es acaso el presidente quien convoca al diálogo a Chile?

Estos dos incidentes fronterizos que han sucedido en Bolivia y en Chile (19 de marzo y 7 de julio); primero en Chile, cuando los nueve funcionarios detenidos del Estado Plurinacional de Bolivia fueron judicializados, en ese caso se equivocó porque la vía era la diplomática, como lo hemos demostrado con la detención de los dos carabineros.

La vía diplomática es para casos específicos de incidentes de frontera y la solución es rápida, como Bolivia lo ha mostrado.

Cuando Bolivia, a través del presidente Morales, anunció la devolución de los dos carabineros por la vía diplomática, hizo un llamado público para restablecer el diálogo y resolver temas: Comité de Fronteras, Protocolos Bilaterales para Incidentes Fronterizos. Asuntos importantes que necesitamos resolver en beneficio de ambos países. Ése fue el escenario del llamado del presidente Evo Morales en una conferencia pública, cuando se anunció la devolución de los dos carabineros. Ahora, si vemos los dos antecedentes, la XII versión de la Comisión de Fronteras se realizó en la ciudad de La Paz, el 5 y 6 de diciembre de 2011, por alternancia Chile debía haber llamado para la XIII reunión, no lo hizo, tuvieron que pasar seis años, más dos incidentes fronterizos, uno muy polémico, el cual Chile decide judicializar, viendo la necesidad de resolver estos problemas administrativos e importantes.

Por lo tanto, Bolivia está clara y la historia lo demuestra, podemos revisar los documentos. Bolivia, a través del presidente Morales, hizo un llamado público para restablecer y en ese contexto nosotros ya hemos establecido la XIII reunión del Comité de Fronteras en Santa Cruz.

¿Cuánta influencia tuvo la presidenta Michelle Bachelet para que se sostenga la reunión de Santa Cruz?

Bastante porque recordemos que el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet es el que toma la última decisión, los cancilleres y todos los ministros son los operadores de la decisión, de la voluntad política de quien dirige el país. Así como la voluntad del presidente Morales siempre es abierta al diálogo; también cuando la presidenta Bachelet, cuando Bolivia propuso, respondió con el nombramiento de la comisión, que se ha hecho efectiva en Santa Cruz.

¿Cómo se incluye el libre tránsito en la agenda con Chile?

En distintos foros hemos hecho conocer nuestra preocupación, como el reclamo del incumplimiento de compromisos de libre tránsito, presentado en 2014 en la cumbre de la Aladi (Asociación Latinoamericana de Integración). Es ahí donde empieza nuestro reclamo porque hay varios momentos del incumplimiento al libre tránsito que perjudican a Bolivia.

Cuando nosotros presentamos a la Aladi, ellos hacen una evaluación importante y nos dice que por cada día de paro y vehículo de carga perdemos 2.500 dólares, en cada día de paro, al día son unas 450 camiones; si multiplicamos 2.500 por 450 sale más de un millón 125 mil dólares que perdemos.

El último paro se dio como 30 días, 1,1 millones de dólares por 30 días, pues se suman las cifras en perjuicio de Bolivia, por lo tanto siempre hemos mantenido los reclamos por el libre tránsito, porque el Tratado de 1904 establece el libre tránsito en términos claros, en la que Chile debe cumplir y completar las formalidades debidas para que nosotros no tengamos la dificultad.

Por lo tanto, en la agenda es necesario que se revise porque es parte de lo que es el Comité de Fronteras, porque Bolivia hizo agendar dos comisiones, una de Facilitación Fronteriza y otra de Cooperación Fronteriza. Esos temas son de libre tránsito, por lo tanto no lo hemos tocado de manera específica en esta XIII Reunión, eso está incluido en la XIV Reunión.

¿Los hitos también serán abordados en la próxima reunión?

Ése es un punto importante porque mientras no se clarifiquen las fronteras, los incidentes fronterizos continuarán, las fronteras están bien delimitadas a través de los hitos, los hitos están, pero sí se precisa restituir, se necesitan la reparación y la densificación, que es un poco ver la revisión del territorio entre hitos, que son de kilómetros entre uno y otro, por lo tanto una comisión bilateral del Comité de Fronteras necesita la densificación, la reparación, restitución y delimitación para que no exista ningún tipo de confusión.

Lo hicimos agendar porque es importante y necesario para ambos países.

Los tratados ya establecen con claridad los hitos, eso está clarificado desde la demarcación de las fronteras. Lo que falta clarificar es de hito a hito, eso es importante, en la actualidad no tenemos ese trabajo con Chile. Lo hicimos con Paraguay y también con Perú, pero con Chile no tenemos ese trabajo, que se llama la densificación de los hitos de la línea fronteriza, y también cabe la restitución, reparación de los hitos, eso es importante. Recordemos que los hitos también están en función al clima porque hay algunos hitos demarcatorios que son ríos, los referentes son montañas. Por eso siempre necesita ser revisado, clarificado, época tras época, y eso no lo tenemos con Chile, por eso es que ahora se hace necesario e importante este asunto para ambos países.

¿Cuál será la importancia de la XIV reunión del Comité de Frontera e Integración en Arica en octubre?, ¿Servirá para mostrar in situ las vulneraciones al libre tránsito?

Sí, nosotros tenemos como resultado de esa XIII reunión la Marcha Blanca, así lo denominamos, un mecanismo para hacer un ejercicio entre ambos países del control integrado, por lo tanto identificar las deficiencias de lo que sería el libre tránsito, migración y otros.

Por lo tanto, no solo vamos a esperar hasta la XIV reunión del Comité de Fronteras, sino que la Marcha Blanca, que es un ejercicio, ya está programada para el mes de agosto de 2017, se hará un simulacro de control integrado para detectar las deficiencias de este control.

Entonces para la XIV seguramente iremos con mayores elementos de necesidades que detectaremos en la Marcha Blanca y otros documentos, además de generar el libre tránsito, que para nosotros es importante, para ir resolviendo situaciones que ocurren en caso de paros, qué ocurre en casos de contingencias, terremotos y otros, porque tenemos que tener mecanismos para resolver y garantizar el libre tránsito.

El canciller de Chile dijo que a su antecesor, David Choquehuanca, le propuso establecer un diálogo sobre una agenda de 12 puntos, dado que la demanda marítima está en la Corte Internacional de Justicia, ¿Usted lo considera posible o cualquier diálogo debe incluir la reivindicación marítima?

Bolivia siempre ha mantenido una postura coherente, constante, porque Bolivia, desde la experiencia de su propia historia, a través de sus autoridades y el presidente Morales, siempre ha llamado a un diálogo en distintas instancias, y en esa perspectiva nosotros no cerramos ninguna puerta ni perdemos ninguna perspectiva a futuro de entrar en un diálogo, pero con la característica de que sea honesto y sincero; significa que no sea un diálogo dilatorio, un diálogo sin resultados, cuando decimos diálogo honesto decimos que tenga resultados, y eso significa tener los compromisos que Chile tiene ante Bolivia, principalmente.

¿No resulta un poco tarde retomar el diálogo con Chile en vista de que se realizarán elecciones en ese país en noviembre? ¿Afectará ese proceso electoral a este acercamiento?

No debería perjudicar porque no son asuntos políticos que estamos tratando, sino administrativos, técnicos consulares, que con uno u otro gobierno continuarán, por tanto no son aspectos que se puedan postergar porque son necesarios para ambos países.

Los puntos políticos no los estamos tocando, no estamos abriendo los Mecanismos de Consultas Políticas. En este caso del comité de Fronteras no debería afectar.

¿En qué situación se encuentran las demandas que se presentaron en la Aladi sobre el libre tránsito?

En diciembre de 2014 presentamos un reclamo ante la Aladi sobre el incumplimiento de Chile, porque estos paros se han realizado de forma consecutiva en desmedro de Bolivia. Aladi, cuando convocó a ambas partes, conmina para que La Paz y Santiago se reúnan porque obviamente el diálogo es el único mecanismo. Y se trabajó en eso. Luego, cuando Bolivia y Chile presentamos el informe a la Aladi, vemos que es necesario seguir con nuestro diálogo, pero en Chile continúan los paros, no solo entre fronteras sino también en los puertos. Por lo tanto se presenta un nuevo reclamo en la Aladi y el organismo conmina a que sigamos reuniéndonos, a que nos sentemos en la mesa de diálogo para resolver estos temas administrativos.

¿Qué aspectos se deben discutir en la mesa de diálogo?

Tienen que hacerse mejoras en el camino, hay que coordinar los tiempos, porque estar en frontera no significa las ocho horas, el tránsito es permanente las 24 horas, cómo vamos a resolver, son temas necesarios, técnicos, sí se avanzó en algunos, pero falta en otros.

 

PERFIL

Nació el 29 de mayo de 1966 en La Paz. Abogado de profesión, investigador de la cosmovisión ancestral y de la historia de los pueblos indígena originarios.

Entre 2006 y 2007 en Bolivia, fue parte del equipo que realizó el diseño curricular de la Ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez. Desde el año 2008 trabajó en la Cancillería como Director Ceremonial del Estado Plurinacional de Bolivia, con el rango de Embajador, hasta septiembre de 2014.