Evo Morales instruye asumir defensa de aguas del Silala ante instancias internacionales

Cambio

(CAMBIO) En el marco del 137 aniversario de enclaustramiento marítimo, el presidente Evo Morales afirmó que se instruyó a la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar) que estudie las alternativas jurídicas para asumir la defensa de las aguas del Silala ante las instancias internacionales competentes.
El Jefe de Estado señaló que es imprescindible resolver los demás temas pendientes de la agenda bilateral con Chile, entre ellos el relativo al uso y “aprovechamiento unilateral e ilícito por parte de Chile de las aguas bolivianas de los manantiales del Silala”.
Manifestó que cada día el país vecino se aprovecha de ese recurso natural sin compensación alguna, afectando al patrimonio boliviano.
“He instruido a Diremar que estudie las alternativas jurídicas para asumir la defensa de nuestras aguas del Silala ante las instancias internacionales competentes”, señaló Evo Morales en el acto realizado en plaza Avaroa de La Paz.
Como argumento, se refirió a los resultados alcanzado por la demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que demuestran de manera fehaciente que “Bolivia está altamente preparada para efectuar la defensa legal de sus derechos ante cualquier escenario de solución pacífica de controversias”, para lo cual se cuenta con un equipo nacional e internacional altamente especializado y experimentado para asumir este y cualquier otro reto jurídico en la defensa de los intereses del pueblo boliviano.
Aprovechó la oportunidad para agradecer al pueblo boliviano y movimientos sociales por su apoyo a las acciones judiciales llevadas a cabo por el Gobierno nacional, así como a los movimientos sociales de Chile e intelectuales comprometidos con la integración de América Latina, por su respaldo a la justa demanda de salida soberana al Océano Pacífico planteada por el pueblo de Bolivia.
“Los bolivianos nos mantendremos firmes y unidos con la convicción de continuar con esta causa y así reparar una de las más graves injusticias históricas cometidas en nuestro continente”, añadió el Jefe de Estado, quien aclaró que no se renunciará a llegar a un entendimiento con Chile que permita “cerrar para siempre el último obstáculo que se opone a la verdadera integración de nuestra América Latina”, en el entendido de que corresponde a Bolivia y Chile llegar a acuerdos verdaderos y mutuamente convenientes.