En China le rinden homenaje a Bolivia

Los deportistas bolivianos en Changasha durante la entonación del Himno Nacional.
Ministerio de Deportes

La Paz | Cambio y Min. Deportes
Los deportistas de las diferentes disciplinas deportivas que se preparan en China para representar al país en los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017 y Juegos Sudamericanos Cochabamba 2018, rindieron homenaje a los 192 años de Bolivia.
El sentimiento de bolivianidad se recordó ayer con una sencilla pero significativa ceremonia que se desarrolló en la hacienda Tian Shi de la ciudad china de Changasha, después de realizar un alto en la fase de preparación que se cumple desde hace dos meses en el país asiático.
En el evento participaron las autoridades políticas y deportivas de China, y los responsables de la delegación boliviana y deportistas de las disciplinas deportivas de taekwondo, karate, voleibol, tenis de mesa y gimnasia, que están concentrados y se entrenan en esa ciudad de China. También compartieron el acto la entrenadora de taekwondo, Chenting, y el técnico de tenis de mesa, Xiao Xiang Yang, quienes destacaron la actitud de los atletas por recordar el aniversario patrio estando lejos de su tierra.
La ceremonia se inició con la entonación de los himnos de Bolivia y China.

“FELICIDADES BOLIVIA”
La responsable del proyecto China-Bolivia en Cangasha, Zhang Tong, en palabras de circunstancia, destacó la buena relación que existe entre dos países hermanos con apoyo mutuo en las diferentes áreas. “Felicidades Bolivia”, dijo al cerrar su alocución.
Por su parte, el profesor Óscar Galvez, en representación de la delegación boliviana, agradeció el apoyo de China y que como boliviano no se podía olvidar de un día muy importante para rendir un homenaje a la distancia a la tierra que lo vio nacer.
En medio del festejo hubo bailes tradicionales del país. Los deportistas Rocío del Valle, de Tarija, y Fabio Romero, de Santa Cruz, bailaron una cueca chapaca que arrancó el aplauso de los compatriotas.
Después se entonaron canciones de ambos países. Los bolivianos cantaron la tradicional cuenca Viva mi patria Bolivia de Apolinar Camacho y las voces se unieron en un coro.
El acontecimiento finalizó con un almuerzo de confraternidad, con comida típica de ambos países y un abrazo de hermandad.