En 11 años el salario de los bolivianos creció en 355%

Foto: AFKA
Los obreros de aseo urbano, sector que recibe el pago del salario mínimo nacional.

Víctor Hugo Chambi Ocaña

Desde 2005, cuando el salario mínimo nacional era de 440 bolivianos, hasta el incremento de 2017, cuando llegó a Bs 2.000, el sueldo de los trabajadores subió en 355 por ciento.

Con la llegada del presidente Evo Morales a la conducción del Estado y la instauración del proceso de cambio en Bolivia, los ingresos económicos de los laboristas nacionales subieron paulatinamente, a diferencia de lo que ocurrió durante el período neoliberal, cuando el congelamiento de las remuneraciones era constante.

En 1986, el monto del pago mensual mínimo a un trabajador se encontraba en los 40 bolivianos, para el año siguiente subió 20 por ciento, llegando a Bs 50, y solamente en 1991 superó la barrera de los dos dígitos, llegando a Bs 120, unos cuatro bolivianos diarios.

Tuvieron que pasar cuatro años para que alcance los Bs 205, con lo cual los trabajadores bolivianos ganaban unos seis bolivianos diarios. La cifra llegó a Bs 14 diarios al final del período neoliberal, cuando el sueldo mínimo estuvo en los Bs 440.

Durante esos años (2002-2005), el salario no registró incrementos superiores al 10 por ciento y las subidas eran del 7,5%, 2,3% y en tres gestiones el cero por ciento.

El primer aumento salarial de la administración Morales fue del 13,6%, con lo que las remuneraciones llegaron a Bs 500, desde entonces y durante los siguientes 11 años la subida de las remuneraciones estuvo por encima del 5% en tres gestiones, cuatro veces por encima del 10% y otras cuatro por encima del 20%, siendo el mayor agrandamiento el año 2012 (22,6%), cuando el honorario mínimo llegó —por primera vez— a los cuatro dígitos, Bs 1.000, lo que representó unos Bs 33 diarios.

Cinco años después, esa cifra se duplicó y el salario llegó a Bs 2.000, lo que equivale al pago de Bs 66 por día trabajado.

Salario real subió en más de 100% 
Un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) da cuenta que el salario nominal (salario mínimo nacional) subió en 310% entre 2006 y 2016; comparado con la inflación registrada en período, se registra un aumento del 103% en el salario real.

El agrandamiento de la remuneración de los trabajadores, por encima de las tasas de inflación registradas en la última década, no solamente repuso el poder adquisitivo de los laboristas, sino que también aumentó sus ingresos y por consiguiente impulsó la demanda interna de productos.

---------

Superior en comparación con seis países de la región

Con la llegada a los 2.000 bolivianos del salario mínimo nacional, la remuneración de un trabajador está por encima de sus pares de seis países de la región.

La vigencia de este pago, que es equivalente a 289,46 dólares, supera a los similares de Colombia, Perú, El Salvador, Honduras, México y Nicaragua.

En la nación ‘cafetalera’, está en los 272,5 dólares, mientras que en el país ‘incaico’ el mínimo de la retribución laboral está en 255 dólares.

En los Estados centroamericanos, las cifras son de 252 dólares, 251 dólares y 113,7 dólares, respectivamente. mientras que en Norteamérica se sitúa en los 115 dólares.

Al margen del incremento salarial, en Bolivia rige el segundo aguinaldo, denominado ‘Esfuerzo por Bolivia’, mediante el cual los trabajadores gozan de un pago adicional a fin de año cuando el crecimiento de la economía es igual o superior al 4,5% del Producto Interno Bruto.

Otro beneficio que tienen los ciudadanos es una renta universal de vejez consistente en el pago mensual de 300 bolivianos para quienes no reciben una jubilación y Bs 250 para los que sí la perciben.

Bolivia y Argentina son los dos únicos países de la región que otorgan un beneficio a los adultos mayores de 60 años, como destaca un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).