Productores quieren convertir a Bolivia en agroexportador

El país también tiene excedentes de granos, como la soya y la quinua.

Maribel Condori Monrroy

Después de cubrir la seguridad alimentaria nacional es necesario exportar el excedente de producción, principalmente de los sectores como carnes y granos, expuso el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Freddy  Suárez, a una comisión de medios que en julio visitó las zonas agroproductivas del departamento de Santa Cruz en coordinación con el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). 

“Es necesario exportar y transformar a Bolivia en un país exportador (…) El país tiene una potencialidad grande para producir, tiene tierras fértiles, tiene tecnología, tiene todas las condiciones”, dijo.

En ese marco, informó que en la actualidad tiene sobreproducción en todos los sectores de alimentos, a excepción del trigo. 

Dijo que para resolver el excedente es menester abrir más mercados y canales de exportación.  

Respecto a la carne de pollo, sugirió empezar a promover políticas de consumo, pese a que en el eje troncal la demanda per cápita (por persona) es de 46 kilos y con ello se superó a Brasil, uno de los países que más demanda este alimento en el mundo. 

Enfatizó que el país tiene potencialidades agroproductivas, pero también tiene limitaciones. Al margen de las condiciones climáticas existen trabas en el control de las exportaciones, el ingreso de mercancía de contrabando no cesa y hay restricciones en el uso de semillas genéticamente mejoradas.  

“Se le pidió al Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras que intervenga en no permitir el ingreso de embutidos, pollo y chancho, ni con póliza de mínima cuantía. (Respecto) al contrabando, el sector productivo siempre ha estado presto a coadyuvar en el control de la extensa frontera que tenemos y que entendemos que es muy difícil inspeccionar”, dijo.

Bolivia produce el 95% de su demanda alimenticia
El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, informó la pasada semana que entre 1985 y 2005 el país producía 7 millones de toneladas (t) de alimentos, luego de 11 años aumentó a 14,7 millones de t  y para esta gestión la proyección es llegar a 18 millones de t. 

En ese contexto, destacó que pese a la sequía registrada en 2016, Bolivia logró producir más del 95% de la demanda interna de alimentos, y solo importó algo más del 4%. Con tales resultados, el país garantiza la seguridad alimentaria y está cerca de tener soberanía.    
Enfatizó que el crecimiento de la producción en el país se debe a los proyectos de riego, la producción de semilla certificada, mecanización del sector agrícola y el seguro para el pequeño productor.

En relación con el sector vacuno, indicó que se tenía registrada la existencia de 6 millones de cabezas de res, pero actualmente se tienen cerca de 9 millones. Esa situación permitió exportar 15.000 toneladas de carne de forma anual a mercados externos.

En ese marco, el Gobierno y los ganaderos pactaron una alianza el martes 1 de agosto para promocionar y exportar carne de res a China y Rusia, y posteriormente a países como Irán, Arabia Saudita y Egipto con el sello Bolivian Natural Beef (Carne Natural Boliviana).      

Una delegación diplomática nacional viajará a China para promocionar la carne bovina. Y una comisión se reunirá cada 30 días en La Paz para hacer el seguimiento y lograr el objetivo de exportar mayores volúmenes.

  • 95 por ciento del total de alimentos que se requiere para cubrir la demanda interna es producido por los productores de Bolivia.
  • 18 millones de toneladas es la proyección de producción de alimentos para el presente año, según el Gobierno.