Gobierno entrega 532 viviendas para familias del chaco tarijeño

El presidente Evo Morales inspecciona una de las casas entregadas en la comunidad de Pananty, Tarija.
Foto: Enzo De Luca

 

Redacción central / Cambio

En el marco de las políticas sociales que lleva adelante el Gobierno, el presidente Evo Morales entregó ayer 532 viviendas que beneficiarán a cerca de 15 mil habitantes del municipio de Yacuiba, en el chaco tarijeño.

Durante su discurso en la comunidad de Pananty, aseguró que el Ejecutivo se esfuerza para que las familias más necesitadas cuenten con una casa propia, por lo que esta iniciativa seguirá ampliándose en el territorio boliviano.

En las obras, que forman parte de siete planes de la Agencia Estatal de Viviendas implementadas en esa región, se invirtieron Bs 44,1 millones. Del total de unidades habitacionales entregadas, 150 se destinarán al pueblo indígena weenhayek.

El presidente de la OTB Pananty, Félix Ríos, agradeció por la iniciativa gubernamental que está destinada principalmente a las personas que lamentablemente no tienen recursos para tener un techo propio.

“Antes vivíamos en edificaciones precarias, incluso yo vivía en una de madera (…) La gente pobre a veces no tiene recursos para hacerse una casa en la comunidad, pero gracias a sus programas tenemos una digna”, dijo.

A este agradecimiento se sumó el secretario ejecutivo de la Federación de Campesinos, Lumber Gonzales, quien aseguró: “Muchas familias y niños ahora pueden pasar la noche bajo un techo, bajo una casa digna para vivir, con todos los servicios básicos, como tiene que ser. Es un orgullo para la gente humilde, a la que usted está llegando”.

El ejecutivo regional de la provincia Gran Chaco, que celebra su 141 aniversario, además de las viviendas, destacó la edificación de otras obras que impulsan el desarrollo local, como la termoeléctrica, el mejoramiento de escuelas, la consolidación de la seguridad alimentaria, la dotación de agua potable y la entrega de campos deportivos.

La autoridad gubernamental recordó que el Ejecutivo lleva adelante el programa MiRiego, el cual se garantiza con el 70 por ciento de los recursos para un proyecto determinado, mientras que el 30 por ciento restante debe ser colocado por la alcaldía y la gobernación correspondiente.

Durante el acto, los representantes de las organizaciones sociales presentaron proyectos para implementar iniciativas, como alcantarillado, la construcción de campos deportivos y la edificación de presas para agua potable.