El Tipnis y la oposición

Víctor Gutiérrez Flores*

¿Qué hacer en el Tipnis? Sin prejuicio alguno, de manera amplia, pero sobre todo de forma completamente sincera, dicha temática hoy día se ha politizado al extremo, así como ya se la politizó el año 2011 con los resultados que ya todos conocemos.

Politizar tan importante temática hasta observar manifestaciones completamente burdas en muchos casos de parte de quienes hoy día se presentan nada menos que como ‘férreos defensores del medio ambiente’ es algo sencillamente irresponsable no solo para con el Tipnis como tal, sino para el país.

Y es que las posiciones o puntos de vista que exterioricemos respecto de qué hacer en el Tipnis deberían estar precedidas todas ellas de un estudio y análisis completamente objetivo; es más, deberían realizarse sin tener presente la posición política o ideológica de cada quien, es decir sin apasionamientos ni anteponiendo nuestra identificación partidaria. Solo así podríamos ser capaces de formular alguna propuesta con asidero alguno.

Lo contrario y lo que hemos observado en estos últimos días del abordaje de tan importante temática en cuestión es esgrimir un sinnúmero de palabras vacías de contenido de parte de una autodenominada “oposición política al gobierno de turno”, mas en ningún momento hemos escuchado hasta ahora argumento alguno al respecto. Y es que lo único que le importa a la ‘oposición’ es “cerrar filas en contra del gobierno de Evo Morales Ayma” no importando si les asiste o no la razón. El hecho fundamental, casi crucial para ellos, es desgastar al oficialismo gobernante a cualquier precio.

Bajo esta óptica queda absolutamente claro que a esa ‘oposición’ no le interesa en ningún momento si el país se posterga o si retrocede en su avance, a ellos lo único que hoy por hoy les importa es acabar a cualquier precio con el gobierno del MAS, tal cual tenemos manifestado.
De ahí que esa ‘oposición’ tan mediocre en su accionar no es capaz de tomarse la molestia en indagar, estudiar de manera seria el problema alrededor del Tipnis, eso es lo que menos les importa. Aquí el hecho fundamental para ellos es destruir a Evo Morales Ayma, y si para ello hay que mentir acerca de la realidad imperante en el Tipnis no dubitan ni un instante en hacerlo, es decir, en mentir.

Por eso es que el ‘discurso’ que manejan contiene verdaderas falacias, como aquéllas que afirman que: “El único interés de aprobar la ley en contra de la intangibilidad reinante hasta ahora en el Tipnis es ampliar la frontera de la producción de hoja de coca”. “Que con esta ley lo que persigue Evo Morales es pagar la factura a los productores de hoja de coca que lo apoyaron durante todos los procesos eleccionarios”.

Mentiras terribles por cierto y que se constatan con tan solo dar lectura al proyecto de ley aprobado hace pocas horas. Dicho proyecto de ley contiene, entre otras cosas, articulados completamente expresos y que prohíben, por ejemplo, asentamientos humanos al margen de los ya existentes y que están referidos única y exclusivamente a la presencia de los indígenas hace siglos en esa zona. Que los cultivos excedentarios de hoja de coca, y que es cierto existen en alguna proporción dentro del Parque Isiboro Sécure, serán erradicados, que el Estado Boliviano no permitirá plantaciones dentro del Tipnis, que los ‘colonos’ que hoy cultivan en esa zona serán expulsados, que todas las acciones y obras de desarrollo que se vayan a desarrollar serán con plena observancia de planes y medidas de protección.

Que al derogar la ley de intangibilidad que existía se habrá dado un duro golpe al narcotráfico, que dada la no presencia real del Estado hasta ahora en esa zona la ha convertido en una especie de territorio en el que no solo los narcotraficantes pueden hacer lo que quieran, sino también los verdaderos depredadores de la naturaleza, nos referimos a los explotadores de madera ilegal, aquellos que se benefician del Parque Isiboro Sécure con la benevolencia y cuando no complicidad de algunos ‘dirigentes indígenas’. 

Resulta que son todos ellos los que hoy día se oponen al levantamiento de la ‘intangibilidad’, curiosamente la ‘oposición’ coincide con todos ellos; es decir, con narcotraficantes y depredadores de la naturaleza, por eso hay que desenmascararlos a todos ellos.

*Diputado nacional.