Más de 50 comunidades ya tienen energía eléctrica

Niños de Nueva Natividad con luz y un ordenador portátil.
Foto: Enzo De Luca

Redacción / Cambio

Es una noche inusual en Nueva Natividad. Toda la comunidad mojeño trinitaria, de 24 familias, ubicada en la zona central del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), se ha reunido en el pahuichi del profesor Rogelio Semo para escuchar y ver al cantautor yacuibeño Yalo Cuéllar.

Semo tiene en su precaria vivienda un ordenador portátil sin uso por falta de carga en su batería, pero la comunidad ha resuelto probar el motor generador de energía eléctrica que recibió del Gobierno como parte de la ayuda estatal destinada al Tipnis.

El motor funciona y los niños y las mujeres están ‘encantados’. La casa del profesor está abarrotada de gente que no pierde el más mínimo detalle de las interpretaciones de Cuéllar, quien al ritmo de cueca, chacarera, chamamé, escondidos y coplas lleva imaginariamente a esta remota comunidad al sur del país.

“Los niños y algunas mujeres que nunca han salido de aquí están encantados con ver a alguien a través de una pantalla”, señaló el corregidor de Nueva Natividad, Miguel Mosua. 

“Y nosotros estamos felices que la luz llegué aquí. Ahora colocaremos postes y luego vendrá el cableado para que cada casa tenga electricidad por lo menos dos horas cada noche”, apuntó.

Calidad de vida
Más de 50 comunidades, como Nueva Natividad, que está en la cuenca central del río Sécure e Isiboro, han recibido motores generadores de energía eléctrica, y para las demás, también de difícil acceso, se ha diseñado un cronograma de entrega.

Las comunidades que reciben los motores tienen la obligación de colocar los postes para que un equipo de técnicos ingrese al lugar y realice el tendido de cables y las conexiones eléctricas en cada hogar.

El gobierno de Evo Morales no solo entrega los motores, también facilita el cableado y las bombillas ahorradoras.

La comunidad de Puerto San Lorenzo, asentada también sobre el río Sécure, en el extremo noroeste, aún no tiene el motor generador de energía, pero ya tiene todo el posteado.

Su corregidor, Jacinto Guaji, asegura que ya hay fecha para recibir a las autoridades que llegarán con la ayuda, y que el entusiasmo de los vecinos pudo más que la paciencia.

“Hay mucho entusiasmo, por eso se hizo rapidingo el colocado de postes y la gente espera impaciente su motorcito”.